24 de julio de 2010 07:58 AM
Imprimir

Desde 2008 cayó la renta del agro

A dos años de la caída de las retenciones móviles en el Congreso, el balance del campo es agridulce.

Por un lado, los productores dicen que gracias al conflicto que los enfrentó al Gobierno el sector ganó un protagonismo nunca visto. Por otro, afirman que desde 2008 la rentabilidad del sector fue en picada y recién se empezó a recomponer a principios de este año. "La ganadería mejoró desde 2008, pero fue a fuerza de escasez y caída del stock y no por las políticas oficiales. Por otro lado, los valores de los granos se mantuvieron casi iguales, y los costos subieron. Esto y la incertidumbre política hacen que los productores de la zona seamos muy reservados a la hora de invertir. Estamos apostando a mantenernos, pero nadie crece", coincidieron Norma Urruty y Fernando Luis, productores de Olavarría. "Desde el paro, la rentabilidad de los tamberos fue cero y se cerraron muchos establecimientos. Otros aguantaron con mucha mortandad. Recién ahora se están acomodando los precios y estamos pagando las deudas de la crisis. Pero así como subieron los precios, subieron los costos", dijo Mario Conlon, un productor ganadero que administra un tambo en Laprida. Mario Alberdi, ganadero en la misma zona, dice que resistió a fuerza de sudar. "Traté de sostener el rodeo porque sabía que esto iba a cambiar. Me endeudé esperando la recuperación, que llegó ahora. Los valores de hoy me permiten seguir vivo y pagar mis deudas", explicó. Algo parecido le pasó a Hernán Saavedra, productor de 1300 hectáreas en Lamadrid. "Estoy en la mibsma escala que en 2008 porque pude aguantar. Y aunque mejoraron los precios, muchas variables se deterioraron, como los índices de preñez", dijo. José Luis Juarros, presidente de la Rural de Lamadrid, es productor en campo arrendado y presta servicios. "Mi esquema empeoró desde 2008. Hoy estoy trabajando para el dueño del campo, no me llevo nada. Zafo con lo que gano prestando servicios", dijo. Carlos Scoltore, que produce 250 hectáreas en la localidad de Colonia Artalejo, es el único que dice estar mejor que en 2008. "Pero eso es porque me acostumbré a la pobreza", afirmó.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *