22 de julio de 2010 21:36 PM
Imprimir

Las empresas que proveen de insumos al campo aumentaron sus precios por la falta de gas

Las restricciones energéticas impuestas por el Gobierno nacional a las industrias comenzaron a golpear fuertemente a los productores rurales que ya están pagando sus fertilizantes a precios más altos. El malestar en el campo es cada vez mayor porque la historia se repite año tras año por la falta de inversiones y previsibilidad en materia de energía. La industria metalmecánica también se queja.

Las restricciones en el uso del gas que están sufriendo las industrias por orden del Gobierno nacional comenzaron a golpear directamente a los productores rurales de todo el país, según apuntaron esta tarde a La Política Online varios empresarios del sector.

Ocurre que los principales insumos agropecuarios se elaboran sobre la base del gas y justo los meses de julio y agosto son para los productores la época de mayor demanda del año ya que se encuentran sembrando trigo y planificando la siembra de soja y maíz.

En este sentido, los problemas energéticos que están experimentando las empresas de agroquímicos en los últimos dos meses derivaron en un fuerte aumento de precios de la urea granulada y de otros productos nitrogenados con los que se fertilizan los campos.

Si bien hasta el momento los precios todavía se encuentran bajo el poder de compra de los productores, en el campo existe un gran malestar dado que la situación se repite año tras año por la falta de inversiones, previsibilidad y políticas en materia energética.

Profertil, la principal empresa productora de urea granulada de la Argentina, se vio en la obligación de aumentar sus precios ya que la cantidad de pedidos que tienen supera a la producción de la compañía, señalan distribuidores de insumos del sur de Buenos Aires.

Así las cosas, el precio de la urea se encuentra cercano a los 500 dólares por tonelada, cuando un mes y medio atrás estaba en torno a los 440 dólares. Además, el nivel de disponibilidad de la empresa es bastante acotado por las restricciones en el uso del gas.

Otra de las empresas del sector de agroinsumos que está teniendo serios problemas por la falta de previsibilidad del Gobierno es DowAgrosciences. Fuentes del sector contaron que la compañía inclusive trabaja a pérdida con determinados clientes para no perderlos.

Esta insólita situación comenzó a ocurrir ya que la falta de gas es tan grande que los directivos de Dow decidieron importar el bien de otro país para suplir el faltante local y poder mantener a los clientes más importantes sin modificarles demasiado los precios.

Más sectores en crisis

Otro de los afectados por las restricciones energéticas es la industria metalmecánica de la provincia de Córdoba. Los empresarios del sector ya comenzaron a estudiar otorgar vacaciones adelantadas a los trabajadores porque el nivel de producción se encuentra muy por debajo de la capacidad instalada de las empresas.

“No podemos seguir así, todos los años pasa lo mismo y los perjudicados siempre somos nosotros”, se quejó a LPO un empresario de la industria metalmecánica cordobesa. “Nos cortan el gas por muchas horas y nadie nos avisa previamente”, señaló.

“Necesitamos de una vez por todas soluciones a largo plazo para la falta de gas porque de esta manera siempre el sector industrial es el perjudicado de esta incómoda situación”, reclamó la fuente.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *