24 de julio de 2010 18:22 PM
Imprimir

Argentina elevó las compras de asados vacunos uruguayos

Opciones. También creció Brasil y Chile

Argentina aumentó sus compras de asados vacunos uruguayos durante el primer semestre del año y también está pidiendo precios a los frigoríficos locales por otros cortes, aunque los valores ofrecidos no son atractivos para la industria. La exportación de carne bovina uruguaya hacia la Argentina creció 53,7% en el primer semestre del año y se acentúa más hasta la segunda semana del mes en curso. Según los datos del Instituto Nacional de Carnes (INAC), entre enero y junio de 2010 se colocaron en este destino 895 toneladas peso canal, mientras que a igual fecha del año anterior se habían embarcado 582 toneladas. Pero mucho más significativo es el incremento cuando se miran los datos generados durante los primeros quince días de julio y se comparan con igual fecha del año 2009. Este año se colocaron 81 toneladas, mientras que en 2009, el mercado argentino había acaparado 23 toneladas. Casi la totalidad de las ventas se concentra en el asado. Las medidas del gobierno de Cristina Kirchner buscando frenar las subas de la carne a la población no generaron una mayor oferta en el mercado interno, pese a que se limitó la exportación. Las compras desde Argentina se centran, hasta ahora, en asados que son destinados al abasto interno, aunque fuentes de la industria frigorífica le aseguraron a El País que también reciben consultas por otros cortes de mayor valor, aunque los precios que ofrecen no favorecen el desarrollo de negocios. En el abasto argentino los precios están topeados y a la carne que va de Uruguay, hay que ponerle encima los costos de flete. En el caso de Brasil, que también está comprando más carne uruguaya, además de los asados, un producto con tradicional demanda en Rio Grande do Sul, el crecimiento se basa en una ampliación de la cantidad de cortes. Este destino ya no sólo lleva asados vacunos, en carne bovina, también apunta a cortes de alto valor. Entre esos cortes de mayor calidad que se destinan a un nicho de mayor poder adquisitivo, están el bife ancho, bife angosto, colita de cuadril, cuadriles completos, cuadril al rojo (limpio), tapas de cuadril y vacíos. Durante el primer semestre -datos del INAC- se vendieron 5.632 toneladas (peso canal) contra 4.268 toneladas. Hasta el 17 de julio, se llevan vendidas a este destino 713 toneladas contra 619 toneladas. Del otro lado de la vereda, Chile prácticamente duplicó la importación de carne bovina local, pero la alta demanda es normal en este período del año, frente a sus festividades. En este caso, en el primer semestre del 2010 importó 9.384 toneladas contra las 4.085 toneladas que se llevó a igual fecha del 2009. Durante la primera quincena de julio se vendieron 1.185 toneladas frente a 487 toneladas a igual fecha del año 2009.  El País Digital

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *