2 de diciembre de 2018 11:47 AM
Imprimir

Theresa May no descartó un acuerdo comercial con el Mercosur tras el “brexit”

"Los recientes acercamientos marcan un hito en la relación entre Reino Unido y Argentina", afirmó la premier de Reino Unido al cierre de la cumbre del G-20.

La primera ministra británica, Theresa May, afirmó tras la clausura de la cumbre del G-20 que el Gobierno de Mauricio Macri le dio una “gran bienvenida” y subrayó que el acercamiento bilateral de los últimos días “marca un hito” en las relaciones entre ambos países. Al mismo, tiempo, abrió la puerta a un pacto bilateral con el Mercosur tras la salida del Reino Unido de la Unión Europea.

La mandataria hizo estas declaraciones en Costa Salguero durante una conferencia que inició con sus condolencias a Estados Unidos por el fallecimiento del expresidente George Bush, para luego referirse al rol del anfitrión argentino. De acuerdo con sus propias palabras, “con el presidente tuvimos grandes charlas sobre el comercio e inversión. Se trató, además, el reciente acuerdo para que lleguen vuelos desde San Pablo con escala en Córdoba” a las Islas Malvinas, afirmó la premier.

Respecto al impacto que podría tener la salida británica del bloque comunitario en la relación con la región y específicamente con Argentina, la premier reconoció haber fomentado entre sus socios europeos un acuerdo con el Mercosur. “Por primera vez en cuatro décadas, Reino Unido va a tener un comercio independiente, nos va a dar un futuro más brillante, y estaremos dispuestos a firmar acuerdos comerciales con otros países”, deslizó la líder conservadora.

Durante la reunión bilateral entre Macri y May del viernes, la soberanía de las Islas Malvinas quedó fuera de agenda. La actual posición de la Casa Rosada es la de correr del foco la puja por el archiélago y priorizar un acercamiento en otras áreas, como el de la inversiones.

Asimismo, May se refirió a la coyuntura de su país, donde enfrenta una revuelta de miembros del Partido Conservador por el plan oficial “blando” para la desconexión con la UE. “La próxima semana voy a hablar con el parlamento para explicar porqué este acuerdo es bueno para la economía. Con un pacto consensuado, sabremos nuestro futuro, hay certidumbre. Su fracaso nos va a traer incertidumbre”, concluyó la primera ministra.

De acuerdo con un informe oficial, la economía del Reino Unido sufrirá una merma del crecimiento que se extenderá por años. No obstante, el Gobierno de May defiende que esta alternativa es la menos dolorosa. En el texto oficial se afirma que una salida “dura” como reclama un ala rebelde de los tories, significaría que dentro de quince años, el Producto Bruto Interno (PBI) sea un 9,3% menor a lo proyectado con el plan sellado. El país debe abandonar el bloque el 29 de marzo del año que viene, tres años después del referéndum de 2016 en que un 52% de la población votó a favor del “brexit”.

Fuente:

Publicidad