24 de julio de 2010 08:36 AM
Imprimir

La industrialización en el campo

El objetivo de un proyecto para el desarrollo productivo con inclusión social, es el eje de todas las jornadas y propuestas de capacitación, en el marco del Plan Estratégico Agroalimentario, que propone aumentar la productividad de cada región, en función de los productos posibles, los agro climas y las idiosincrasias de los habitantes, industrializar en origen, para desarrollar y potenciar las economías regionales y, finalmente, exportar los excedentes de mercado interno con valor agregado de elaboración.

Para ello se está trabajando en diversos proyectos, algunos de los cuáles ya están en marcha, donde se destaca principalmente el “asociativismo”.
Esto explicaba y ejemplificaba, el ingeniero Lisandro Erasquin, en la exposición estática del 9º Curso Internacional de Agricultura de Precisión, realizado días atrás (entre el 14 y el 16 de este mes) en el INTA Manfredi.
El Precop, que tiempo atrás trabajaba en cosecha y pos cosecha de grano, hoy tiene incorporado el proyecto específico de Agro Industria en origen.
"Esto es una gran posibilidad para los productores, para que sigan teniendo competitividad en la cadena. Al estar cada vez más concentradas las producciones, el productor primario, pierde competitividad y no puede seguir permaneciendo en la cadena, y si analizamos como se reparten los ingresos en ésta, vemos que el productor primario sólo recibe entre un 15 a 20 % del valor final del producto; el sector transformador se lleva un 40% y el distribuidor, y el que lleva a la góndola, con el otro 40%; por lo que creemos que el productor tiene que participar de esa renta que hoy está dejando", dijo Erasquin.

Por qué en origen

"Porque creemos que el productor debe quedarse en el campo, en los pueblos del interior, y debe también dejar de mandar soja a Rosario, reduciendo así los altos costos de flete, como en maíz y trigo, procesando los granos, no terminar en la transformación, sino seguir, transformar los granos en carne, ya sea vacuna, porcina, u ovina, también en aves, en leche, en vez de mandar tres camiones de granos, mandar uno, y los otros dos transformarlos y generar valor agregado", añadió el ingeniero.
Para el especialista, "un cambio profundo sabemos que es un cambio muy grande, en la década de los 80 parecía imposible dejar de arar la tierra ante la aparición de la SD (siembre directa), y hoy, la industrialización es un nuevo paradigma que debe incorporarse a todas las producciones agropecuarias, y los productores comenzarán a pensar no sólo como empresarios, sino como industriales de productos alimenticios, para dejar de correr riesgos de sustentabilidad en el sistema".
"No solo hay que transformar granos, y la importancia de hacerlo en origen, es hacerlo tranqueras adentro y/o en la localidad a la que pertenecen, y así se generarán puestos de trabajo, la incorporación al sector de los hijos o jóvenes del pueblo que se han profesionalizado en diversas ciencias agrarias."
"Los productos primarios a obtener, son aceite y expeler, y se puede vender tal cual a un exportador, o se puede generar un aceite refinado, llegar a una marca; y si bien las inversiones no son tan grandes, es conveniente realizarlo de manera asociativa, porque el productor, especialmente los pequeños y medianos, necesitan escala, y la manera de lograrlo es el asociativismo. En el caso de plantas de aceite, con un grupo de 10 a 15 productores, se pueden obtener excelentes resultados, además pueden acceder a créditos blandos y pensar en más", dijo Erasquin.
Especificó que el productor "puede seguir el proceso sin quedarse en el aceite y el expeler, puede organizarse entre el grupo un fed loot, un criadero de cerdos, un tambo, muchísimas alternativas de conversión que habilitan procesos de crecimiento real, ya que se deja de depender de los precios del mercado externo, al abrirse un abanico de posibilidades y variedades de ingresos".
"Ejemplo concreto: procesamiento de soja en plantas asociativas en la provincia de Córdoba ya existen más de 40 plantas, en su mayoría constituidas por grupos de productores que reciben todo el asesoramiento y acompañamiento de parte del INTA, que sigue formándose y compilando experiencias de otros países industrializados en agro producción, para que los productores logren formar una red, con la vinculación entre sí de los productores y el INTA como centro de información y formación, dejando de ser productores primarios, convirtiéndose en elaboradores", profundizó.
Afirmó que "hay un gran movimiento que si bien cuesta animarse a dar el gran salto y se está exportando expeler a Chile, a países que se dedican fuertemente a la piscicultura, etcétera".

Proceso

"Al moler la soja, que ingresa a una extrusora para su desactivación sin desnaturalizar la proteína, quedando con valor digestible intacto, luego el material pasa a una prensa, obteniendo, por un lado expeler y por el otro aceite crudo de soja; luego el expeler pasa a un enfriador, dejando un producto diferente a la harina de soja obtenida con solvente, porque tiene un remanente de grasa mucho más alto, y en nutrición eso es muy importante, lo que lo hace diferencial (en el tambo, dará más leche por vaca, como en carnes mejores rindes) y no por casualidad sino por calidad nutricional", sostuvo.
Siguió en que "para refinar el aceite, se desgoma o decanta, y se puede refinar, y venderlo con marca propia o destinarlo a la elaboración de biodiésel".
"La goma puede ser reagregada al expeler, cuidando que no produzca enranciamiento, pero también se puede pensar en una planta de lexitina de soja, que tiene un altísimo valor en el mercado, ya que tiene infinidades de usos, incluso en medicamentos", completó.
"Las posibilidades son muchas, también el maíz ofrece un abanico amplísimo de posibilidades de industrialización, estudiando mercados, demandas y posibilidades de ofertas, dando pasos seguros en cada parte del proceso, y el crecimiento será de cada región, de cada provincia, del país, y con verdadera inclusión social", concluyó el joven y entusiasta profesional.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *