25 de julio de 2010 22:22 PM
Imprimir

Se triangula aceite a China, pero no es gratis

La venta del derivado de soja a la India es una opción a las restricciones chinas, pero es menos rentable, según Taussig.

Por Juan Carlos de Pablo Desde abril pasado los chinos dejaron de comprar aceite de soja producido en la Argentina. Al mismo tiempo aumentaron nuestras exportaciones de soja a la India. ¿Estamos igual que antes? Le trasladé esta pregunta tan relevante al norteamericano Frank William Taussig (1859-1940), profesor en Harvard a partir de 1882, asesor del presidente Woodrow Wilson en la conferencia de paz de Versalles de 1919. En 1927, Taussig publicó Comercio internacional , en el que recogió estudios empíricos realizados por algunos de sus alumnos, entre los cuales merece destacarse a John Henry Williams, quien se ocupó de? la Argentina. -Los chinos dejaron de comprar aceite de soja en la Argentina, pero apareció la India como destino alternativo para nuestras exportaciones. Algunos hablan de "triangulación". ¿A qué se refieren? -Es una idea que deriva de la geometría. Escriba en un papel las letras A, B y C, de manera tal que no queden sobre una línea recta. Una los puntos A y B (la vieja ruta del producto, la que se prefería por ser la más barata antes de la prohibición). Ahora una los puntos A y C, y luego los puntos C y B (la nueva ruta, dado que la otra no se puede utilizar más). Lo que aparece es un triángulo. -¿Cómo se usa en economía? -Los regulomaníacos actúan como si los bienes existieran en comportamientos estancos, cuando desde el punto de vista de la decisión humana están conectados por relaciones de sustitución y complementariedad. ¿Vio usted a alguien suicidarse frente a la boletería de un cine, cuando no consiguió entradas para ver determinada película, a determinado horario? No. Sacó localidades para otro horario, fue a otro cine o se dispuso a cenar. -¿Y en el caso de la soja? -Los chinos no tienen cómo abastecerse localmente del aceite de soja que dejaron de comprar en la Argentina, pero lo pueden adquirir en otros países, por ejemplo, en Estados Unidos o Brasil. A su vez los productores argentinos no tienen cómo vender el producto localmente, pero lo pueden colocar en otros países. Por ejemplo, en la India. -¿Dónde está la triangulación? -Pensemos que los chinos dejaron de comprar aceite de soja en la Argentina y comenzaron a adquirirlo en la India. Si éste fuera el caso, el producto argentino continuaría llegando a China, sólo que vía la India. Aquí la triangulación es bien simple. -Pero no es posible porque las autoridades chinas, al hac er control de calidad del aceite de soja importado desde la India, advertirían que el producto tiene la "porquería" que descubrieron en nuestros envíos, que generó la medida que adoptaron en abril pasado. -Si la razón por la cual los chinos dejaron de comprar en la Argentina se pudiera encontrar físicamente en el producto, los exportadores argentinos podrían venderles a quienes antes se abastecían en los países que ahora les venden a los chinos. Esos países redireccionaron su producción hacia China, para aprovechar mejores precios. -Pero, entonces, no hay problema. -Volvamos al ejemplo del cine. Nadie se suicida por no poder ver determinada película, a determinada hora. Pero no da lo mismo ver una película que otra, o cenar en vez de ver una película. Por algo se había optado primero por ver determinada película, a determinada hora. -Lo cual? -… quiere decir que la triangulación no es gratuita. Por una parte, porque habrá que pagar mayores fletes, para cubrir mayores distancias. Por la otra, porque la "gauchada" por poder triangular es un servicio que se cobra. Mientras el aceite de soja argentino no sea vuelto a comprar por China, tendremos que colocarlo entre menor número de demandantes y, por consiguiente, a menor precio. Si la triangulación fuera perfecta, la Argentina no se hubiera beneficiado en 1980 cuando decidió no participar del "embargo cerealero" que Estados Unidos le impuso a la Unión Soviética, como consecuencia de la invasión de esta última a Afganistán. -Por consiguiente, conviene solucionar el conflicto con China. -Efectivamente, pero no espere que un gobierno que no está contra la pared actúe rápido. Y el de China, menos. -Don Fran k, muchas gracias

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *