25 de julio de 2010 02:29 AM
Imprimir

Lo que se viene

Se percibe cierta sensación de ansiedad. Los mercados, el clima y la política anticipan cambios en las reglas de juego

Estas semanas, los futuros de trigo vienen cerrando la rueda de Chicago con importantes subas, impulsados por las condiciones climáticas desfavorables para los cultivos en Europa y Rusia, los que llevan a recortes en las estimaciones de cosecha y a realizar coberturas. Los contratos de maíz y soja acompañan ese comportamiento alcista del trigo, pero las ganancias se ven limitadas por las favorables perspectivas climáticas en el Medio Oeste de EE.UU.Aquí, todos esperan que la soja alcance los $ 1.000 para realizar negocios. En los mercados locales, la mejora en los granos gruesos continúa, ante una demanda firme que abastece al mercado exportador. El maíz sigue mejorando su entrega física y futura, y en la soja se rumorean mejores precios ante negocios de gran volumen.El clima volverá a ser la variable decisiva para los mercados. “La niña” ya desembarcó en América del Sur, haciendo predominar las condiciones más secas y más frescas que lo normal sobre Ecuador y Perú; así como condiciones más húmedas que lo normal en el Noreste de Brasil. De su influencia sobre los cultivos -aunque parezca obvio- se modificarán o no las cotizaciones de los granos y el humor de los mercados.En el ámbito legislativo, los diputados del campo no han podido consolidar una agenda que traduzca el clamor del año 2008. Peor aún, a la hora de gestionar y proponer, las diferencias de pensamiento entre las entidades hacen difícil vislumbrar un futuro prometedor para la Mesa de Enlace. El propio Buzzi lo aclaró por todos los medios: hay diferencias de fondo, que sólo se podrán consensuar con mucho tacto político y astucia, verdaderas “virtudes” de las que hace gala el oficialismo, pero de las que carece la oposición.En poco tiempo vencen las facultades extraordinarias del Poder Ejecutivo (entre las cuales se encuentra el poder fijar el monto de los derechos de exportación), y el Congreso volverá a ser el ámbito donde se dará la pelea que “dibuje” los nuevos números de las retenciones. Se volverá a instalar el debate, y es de esperar que prime el sentido común, apuntando a una gradual eliminación de las mismas. La maquinaria agrícola, como todos los eslabones de las cadenas productivas, también puso el pie sobre el freno a la espera de un horizonte más claro. Ah, empezó la rural de Palermo del Bicentenario, un símbolo que volverá a aglutinar toda esta movida.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *