25 de julio de 2010 02:35 AM
Imprimir

De la 125 al ROE Rojo

El 17 de julio de 2010 se cumplieron dos años de la derogación de la resolución 125. A pesar de haberse derogado dicha norma la producción agropecuaria sufrió el incremento en la intervención de los mercados por donde comercializa su producción.

Si bien el ciclo en las intervenciones en el mercado de carne bovina comenzó en el año 2005, acentuándose en 2006 con la implementación de una batería de regulaciones que van desde eliminación de reintegros a la exportación, cambios en el peso mínimo de faena, precios sugeridos, suspensión de exportaciones por 180 días, etc., es a partir del 6 de mayo de 2008 que se institucionaliza de facto las regulaciones en el mercado de exportación de carne vacuna y, por lo tanto, en el mercado interno, con el dictado de la resolución 42/2008.La imposición de las licencias no automáticas de exportación, más conocidas como ROE Rojo, permitió que el gobierno regule discrecionalmente la exportación de carne sin tener que negociar ni “avisar” al sector privado mediante una norma explícita que cerraba las exportaciones o reducía su flujo.Luego de dos años de hacer un seguimiento del sistema de licencias de exportación de carne vacuna podemos mostrar algunas de las “bondades” del régimen de exportaciones de carne bovina: caída del stock en 8 millones de cabezas, 4 millones de terneros/as menos, liquidación de Hembras por 3 años consecutivos, descapitalización de los criadores por 20 mil Millones de U$S (2006/09), volumen de Exportaciones Efectivas representan el 55% de los ROEs otorgados, excesiva volatilidad en los precios perjudicando a criadores y consumidores, incumplimiento por la Cuota Hilton: pérdidas por más de 140 millones de dólares para 2009/10, caída en la oferta de carne vacuna para 2010 vs. 2009: 31%, fuerte caída anual del consumo interno: 20%, riesgos de pérdidas de trabajo en la industria: 14 mil empleos.Resulta necesario que el Ministerio de Agricultura asuma las responsabilidades en materia de comercialización de carnes.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *