23 de julio de 2010 10:33 AM
Imprimir

Frigorífico de Speluzzi, con pocas posibilidades

En una nueva reunión entre trabajadores y empresarios quedó en evidencia que los directivos están sin dinero y sin respuestas. La venta del establecimiento parece lejana. Cruces de versiones sobre el futuro.

El futuro del frigorífico Pampa Natural quedó ayer más comprometido, después de la audiencia celebrada en la delegación de Relaciones Laborales. Los directivos de la empresa no tienen respuestas financieras ni dan certezas sobre cómo continuará el mega emprendimiento, ubicado en las cercanías de Speluzzi.
La audiencia fue presidida por el delegado local, David Diván. En representación del directorio asistieron Raúl y Martín Fosatti, acompañados por la abogada Susana Gemignani. Los trabajadores estuvieron representados por Sergio Barona, secretario general del sindicato de la carne, Oscar Gatica, secretario de Asuntos Gremiales, Mariano Stefanelli e Ismael Pereyra, delegados de los trabajadores y el asesor letrado, Fernando Savid Buteler.
La discusión para fijar posiciones se extendió por una hora y media. Habrá una nueva audiencia, pero el desánimo se apoderó de los delegados. Tras la reunión Stefanelli explicó que los empresarios presentaron el proceso preventivo de crisis, algo que ya se conocía. "Preguntamos qué iba a pasar con los sueldos y nos respondieron que hasta el viernes de la semana que viene no va a ver noticias sobre los salarios; ni se tocó el tema de los aguinaldos ni de las indemnizaciones de los despedidos", detalló el gremialista.

Escéptico.
Stefanelli reveló que los directivos afirmaron en la audiencia que había usuarios con intención de invertir en la planta, pero nada en firme. Al parecer, los empresarios habrían manifestado que nadie quiere invertir porque "el negocio no rinde".
El delegado se mostró muy escéptico con el futuro del emprendimiento, ya que esperaban, al menos, que los propietarios pusieran de manifiesto una fecha concreta de pago del dinero que les adeudan. Según se pudo saber, la discusión entre las partes tuvo pico de asperezas.
"Plantearemos la problemática en asamblea y conforme a lo que se decida se actuará", agregó Stefanelli. El miércoles los trabajadores ya habían endurecido la protesta frente al frigorífico. Sólo permiten que ingresen al establecimiento los cuatros serenos y la persona encargada de la sala de máquina, para que resguarde la planta de posibles explosiones. Para completar un panorama aún más crítico, se conoció que Corpico le había cortado la luz al establecimiento, por falta de pago.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *