23 de julio de 2010 10:31 AM
Imprimir

Charata: Comenzó la siembra de girasol

A pesar de la gran preocupación que genera el ataque de palomas y aún con las heladas registradas en esta semana, los productores del sudoeste comenzaron con la siembra de girasol. Según los especialistas, no se alcanzará la superficie de siembra de la campaña 2007/08, pero se estima que se puede llegar a unas 250 mil hectáreas entre norte de Santa Fe y Chaco.

En Pampa del Cielo, a 10 kilómetros de Charata, Rubén Benito fue uno de los primeros productores que se decidió a sembrar girasol. “Toda mi vida sembré girasol y mi padre también y gracias a Dios siempre nos fue bien”, remarcó el productor, haciendo hincapié en lo tradicional del cultivo para la región, a pesar de venir de campañas muy complicadas, y enfrentar la actual que todavía genera dudas.

La semilla elegida por Benito fue un Dekasol 4045, en siembra convencional. “Tierra que uno viene moviendo, trabajando todo el año. No es fácil acostumbrarse a la siembra directa, pero el girasol se adapta más en esta forma, en cambio la soja, el maíz se puede hacer un poco más en directa”, manifestó, aunque reconoció que también se va a hacer girasol en directa.

Las bajas temperaturas registradas en los últimos días, genera cierta preocupación, pero según señala Benito “el frío no es un atenuante, porque en otros tiempos también durante esta época se registraron heladas, la preocupación es que llegue una helada tardía”, y añade que se ha encontrado un suelo con la humedad adecuada.

Semilleros optimistas

Desde el sector semillero aseguran que las perspectivas para la región son alentadoras. “En el Chaco, por ejemplo, que parecía que prácticamente no se iba a sembrar girasol por un tema de paloma, hemos vendido una gran cantidad de bolsas y creemos que se va a recuperar gran parte de la superficie que se había caído el año pasado”, afirmó Javier Broglia, representante técnico comercial de las marcas Dekasol y NK de Syngenta Semillas en la zona.

“Creemos realmente que se va a poder lograr un buen año de girasol. No como en los niveles históricos de 2007/2008, pero sí vamos a recuperar bastante la superficie”, aventuró el representante comercial. Según los datos que maneja, el área sembrada de la región, en la 2007/2008, fue cercana a las 420 mil hectáreas, mientras que la última cosecha apenas si llegó a las 60 mil en Chaco y a las 80 mil en la zona de Reconquista y aledaños. “Estamos viendo que puede llegar a unas 250 mil hectáreas entre norte de Santa Fe y Chaco”, sostuvo el profesional.

Las buenas perspectivas están acompañadas, además, por una suba en el piso de los rindes. “El año pasado estábamos hablando de entre 800 y 1.200 kilos de rinde. Este año arrancamos con una situación de perfil cargado, mejor que en las últimas 3 campañas. Imaginamos un piso de 1.000 kilos y, si las cosas acompañan, deberíamos estar entre los 1.800/2.000 kilos promedio”, apuntó Broglia.

Preocupa la paloma

Rubén Benito alienta a los demás productores a que sigan sembrando girasol, pero al mismo tiempo, hace un llamado al ejecutivo y legislativo municipal, para que se trabaje en la búsqueda de una solución al ataque de las palomas.

“Hay que tomarlo como se hizo con el dengue. Todos tenemos que trabajar en conjunto, municipio, concejales, convocar a representantes del Ministerio de la Producción, y buscar la manera de solucionar este problema como sea”, enfatizó.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *