26 de julio de 2010 08:27 AM
Imprimir

Empleados del Frigorífico Rural de Gualeguaychú esperan reunirse con Bahillo

Tras un encuentro mantenido con los directivos del Frigorífico Rural de Gualeguaychú el viernes, empleados de la firma indicaron que esperan ahora que el intendente Juan José Bahillo interceda en este conflicto laboral, y pueda conseguir algún crédito blando a modo de salvataje financiero para reflotar a la empresa.

“Todo sigue igual, nos dijeron que están a la espera de cerrar acuerdo con un nuevo socio que le permitirá reanudar la faena en la planta”, explicó el delegado gremial Juan Torre. Por deudas contraídas con los productores ganaderos, la empresa quedó paralizada el 8 de julio y desde entonces los operarios se presentan todos los días a trabajar pero los corrales siempre están vacíos. Torres, manifestó que la semana que viene viajarán a Buenos Aires a presentar los balances del Frigorífico ante el Ministerio de Trabajo de la Nación, con el fin de iniciar las gestiones y poder cobrar el subsidio de 600 pesos por trabajador que la cartera laboral proporciona a las empresas en crisis mediante el programa de “Recuperación Productiva de Empresas”. La posibilidad de una salida.

El directorio del Frigorífico no pretende ir a la quiebra y quieren seguir peleando pese a la situación adversa en la que vive la industria de la carne. Esta cadena productiva sufrió en los últimos años una caída en el stock ganadero provincial y los constantes cierres de las exportaciones, pero lo más grave es la falta de previsibilidad que frena todas las inversiones a largo plazo.

El Frigorífico Rural, es una planta consumera, destinada a abastecer el consumo de carne local, que si bien no se perjudica directamente con el cierre de las exportaciones, pero si es una víctima indirecta, al tener que competir con el bajo precio de la carne de los frigoríficos de Buenos Aires, que al no poder exportar, salen a inundar el mercado de la provincia y de ciudades cercanas. La Municipalidad en tanto, carece de una política que proteja a la industria local en este sentido, y la entrada de este producto es constante a la ciudad y de hecho ya hay varios depósitos de vendedores mayoristas que almacenan en sus cámaras carne procedente de frigoríficos de Buenos Aires, informó Diario El Argentino.

No obstante, la semana que viene, las cosas pueden cambiar para los empresarios de la planta de faena local, si se cierra acuerdo con un empresario de Buenos Aires que proporcionaría los animales de faena. De poder cerrar este acuerdo le permitiría a la empresa ir poco a poco regularizando la deuda salarial con los empleados, los proveedores y garantizar la sustentabilidad laboral de los 40 puestos de trabajo; hasta hoy en peligro de perderse.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *