26 de julio de 2010 08:30 AM
Imprimir

Trabajadores de la carne: subsidio no reintegrable

En virtud de la difícil situación que atraviesan los empleados de los frigoríficos de la carne que operan en Entre Ríos, el gobernador Sergio Urribarri decidió que no se reintegre el subsidio que el gobierno provincial otorgó a cada trabajador del sector. Así lo informó el mandatario en la reunión que mantuvo este lunes en Concordia con representantes del gremio y de la Federación de la Carne, y con el intendente de San José, Pablo Canali. Además, informó que profundizará las gestiones a nivel nacional en busca de soluciones conjuntas.

El gobierno provincial continúa acompañando a los trabajadores de la carne de Entre Ríos con medidas para paliar la difícil situación, a raíz de la reducción y en algunos casos la interrupción de la actividad en los frigoríficos que operan en la provincia, y realizando además gestiones para buscar una solución a la problemática que sufren.Es así que el gobernador decidió hacer no reintegrable el subsidio de 1.000 pesos que le otorgó oportunamente a cada empleado para sobrellevar la situación. Así lo anunció en el encuentro que mantuvo este lunes en al sede de la Cafesg, en Concordia, con el secretario de organización de la Federación de la Carne, Carlos Molinares; con el secretario general de Trabajadores de Swift, San José, Luis Ríos; y con el intendente de esa ciudad, Pablo Canali.”En general la situación de la actividad frigorífica ha tenido complicaciones producto de dos cuestiones básicas. Una es que el precio del ganado en pie ha subido de manera importante; y otra que la cuota Hilton ha visto reducido los valores por la crisis económica y financiera que atraviesa la Eurozona. Esto hace que la actividad frigorífica se haya reducido y en algunos casos interrumpido, como el caso de Swift”, explicó el mandatario.Dijo que por ello mantuvo un nuevo encuentro este lunes con los representantes de lo trabajados, quienes le plantearon los problemas que atraviesan actualmente, y donde la informó la decisión adoptada. “Yo tomé la decisión de que el subsidio que habíamos dado, que se debía reintegrar cuando reciban el beneficio nacional, se haga no reintegrable como una ayuda para paliar esta situación”, informó el mandatario.Agregó que también se actualizó con otras informaciones sobre el estado de situación y adelantó que mañana mantendrá reuniones en Buenos Aires para concretar gestiones ante representantes del gobierno nacional.Asimismo, indicó que el próximo miércoles estará en Entre Ríos el secretario de Agricultura y Ganadería, Julián Domínguez, con quien también tratará el tema.”Mañana iré en Buenos Aires y trataré de tomar contacto con autoridades nacionales para hacer un seguimiento, y el día miércoles es muy probable que me reúna con el ministro de Agricultura y Ganadería, Julián Domínguez, que tiene previsto venir a Entre Ríos para desarrollar importantes actividades relacionadas con la citricultura. Vamos a seguir de cerca esta cuestión como lo hicimos todo este tiempo, estando al lado de los trabajadores para ayudar a paliar esta difícil situación y junto a todos los protagonistas del sector para lograr que esta actividad no decaiga”, relató el gobernador, tras lo cual completó: “Todo lo que se ha podido hacer desde los ámbitos oficiales, lo estamos haciendo. Ahora debemos seguir los acontecimientos atentamente para estar presentes en la medida en que el Estado pueda intervenir para que no haya problemas”.Representantes de los trabajadoresTanto Carlos Molinares, de la Federación de la Carne, como Luis Ríos, del gremio de los trabajadores de Swift, destacaron el empeño y la colaboración del gobernador para buscar una solución al tema, mientras expresaron su agradecimiento por la decisión de hacer no reintegrable el subsidio.”Fue positiva la reunión con el gobernador. Primero porque le hicimos conocer la realidad de los trabajadores de nuestra actividad y luego porque nos anunció que el subsidio que nos había entregado la provincia por un acuerdo con la Federación no será reintegrable como era en principio, lo que es un paliativo más a la situación que están atravesando los trabajadores”, comentó Molinares.Detalló que el acuerdo era por un subsidio de 1.000 pesos, por única vez, que debía en principio reintegrarse una vez que los trabajadores cobren el programa de asistencia que se dispuso a nivel nacional.”La verdad que nos sorprendió con esta decisión el gobernador porque, si bien no soluciona todo, es una gran ayuda para los trabajadores de nuestra provincia. Nosotros como gremio estamos aportando lo que podemos, pero la situación es muy complicada y creemos que es una cuestión estructural de la actividad donde todos los actores de la cadena deben aportar lo suyo para mantener sobre todo la fuente de trabajo”, manifestó Molinares.Luego completó: “Necesitamos el acompañamiento de todos y por eso queríamos trasmitirle esto al gobernador, que de hecho nos está acompañando y nos acompañó siempre. Eso lo demuestran los hechos porque siempre que tuvimos inconvenientes encontramos la palabra del compañero gobernador. Los acuerdos que se han hecho lo reflejan así y hoy con esta reunión donde nos anunció estas medidas también lo están demostrando”.En tanto, Luis Ríos manifestó su preocupación por la situación y también destacó el respaldo que reciben del gobierno provincial. “Estamos preocupados por esta situación que venimos viviendo desde principio de año en todo el país, pero muy conformes con lo que está haciendo el gobernador, que nos ha recibido, nos ha escuchado y también ha realizado varios aportes para beneficio de nuestros compañeros”, indicó Ríos.Por último, el intendente de San José, Pablo Canali, comentó: “Para nosotros es fundamental destrabar lo antes posible la problemática de Swift porque son más de 400 empleados que están cobrando la garantía horaria, y también por todo lo que ello genera en la actividad comercial de la ciudad. Yo hablé el viernes con el gobernador para poder plantear alternativas e inmediatamente accedió a esta reunión con el gremio y la Federación de la Carne, donde se anunció que el subsidio que otorgó la provincia no será reintegrado, lo que es muy importante para los empleados porque era una de las cosas que ellos pedían, y por otro lado su compromiso para realizar gestiones mañana mismo en Buenos Aires”, resumió Canali.Dijo finalmente que debe hacerse un trabajo “muy fino” para llegar a alguna solución, por lo difícil que se presenta el tema, mientras comentó que la situación social en su ciudad está tranquila. “La gente está esperando de qué manera se puede resolver el conflicto, nosotros estamos en comunicación continua con el sindicato y los empleados, y creemos que esta predisposición y decisión del gobernador les llevará muchísima tranquilidad”, completó Canali.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *