23 de julio de 2010 12:15 PM
Imprimir

La segmentación de las retenciones es inviable

El funcionario que fue procesado por la distribución de la Cuota Hilton y abandonó la función pública dice que hace falta una ley de eliminación gradual del tributo.

Miguel Campos está acostumbrado a confrontar. Lo hizo contra Monsanto durante su gestión al frente de la cartera agrícola, cuando la empresa quiso frenar el ingreso de harina de soja argentina en Europa para cobrar regalías en el país, y lo hizo contra el juez federal Rodolfo Canicoba Corral cuando quedó procesado por presuntas irregularidades en la distribución de la Cuota Hilton. A un año de su salida de la función pública, es consultor y critica abiertamente al kirchnerismo –después de haber sido Secretario de Agricultura entre 2003 y 2007–, a la Oficina Nacional de Control Comercial Agropecuario (Oncca) y hasta a los productores, por los faltantes de carne. Lejos de los ministerios, Campos no está afuera de la política. Participa del Movimiento Productivo Argentino que tiene al ex presidente Eduardo Duhalde como cabeza.

–¿Cree que es viable el proyecto que está consensuando la oposición en torno de las retenciones, de quitarlas y segmentarlas para el caso de la soja?

–Hoy las retenciones no se pueden quitar, pero sí ajustar. Pero la segmentación es prácticamente inviable porque el valor de las retenciones está en el puerto y si bien uno puede hacer una compensación segmentada a productores, eso lleva a situaciones dudosas. Me remito a la Oncca, que es la antítesis de lo que debería ser un sistema de compensación de precios.

–¿Cómo se resuelve?

–Se puede hacer una ecuación simple para lograr un esquema de baja de retenciones en la medida que aumenta el área sembrada. Se necesita una ley que establezca un esquema gradual de quita de retenciones.

–La oposición también avanza en un proyecto para quitar atribuciones a la Oncca ¿Cree que eso mejorará la situación?

–Durante mi gestión la Oncca nunca manejó compensaciones. No podemos pensar en una agricultura sustentable si no volvemos a tener una Oncca como la que teníamos, un organismo serio que no manejaba ninguna plata de subsidios porque eso lleva a manejos dudosos. Además, hay que poner gente honesta como la de antes. Pero acá se jugó a la politiquería y sacamos a la gente capaz.

Hacia fines de la gestión de Campos, en 2006, se prohibió por primera vez en la historia reciente la exportación de carne –El campo le atribuye a los frenos a las exportaciones de carne los faltantes actuales de hacienda– ¿es el único motivo?

–Hubo un freno en ese momento pero cuando yo me fui se inventaron los ROES (Permisos de exportación) y empezaron a manejarse así las ventas externas. Pero es cierto también que, con la sequía del año pasado, en vez de hacer una recomposición alimenticia para las vacas se dejó que se murieran, y no se buscó hacer que quedaran preñadas, aunque sea en contraestación. Hay una responsabilidad conjunta del Gobierno y los productores. No podemos echarle la culpa al kirchnerismo de que Argentina mantuvo un rodeo de 60 millones de cabezas mientras Brasil pasó de 180 a 220 millones de cabezas en 10 años. En 15 años hubo otros gobiernos. El kirchnerismo sí tuvo que ver en los últimos año

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *