14 de diciembre de 2018 14:09 PM
Imprimir

La UE opta por la producción de abonos más respetuosos con el medio ambiente

CompartiremailFacebookTwitterLos representantes permanentes de la UE aprobaron ayer, 12 de diciembre, un acuerdo con el Parlamento Europeo sobre nuevas normas para la introducción de productos fertilizantes en el mercado de la UE. El Reglamento armoniza las normas para los fertilizantes producidos a partir de materias primas orgánicas o secundarias, abriendo nuevas posibilidades de producción a […]

Los representantes permanentes de la UE aprobaron ayer, 12 de diciembre, un acuerdo con el Parlamento Europeo sobre nuevas normas para la introducción de productos fertilizantes en el mercado de la UE.

El Reglamento armoniza las normas para los fertilizantes producidos a partir de materias primas orgánicas o secundarias, abriendo nuevas posibilidades de producción a gran escala. Además, fija límites armonizados para una serie de contaminantes presentes en los fertilizantes minerales.

 

El nuevo Reglamento permitirá la introducción en el mercado de una gran variedad de fertilizantes innovadores y más respetuosos del medio ambiente. Los fabricantes y los agricultores, pero también los consumidores de productos agrícolas, saldrán beneficiados por el aumento previsto de la productividad agrícola, así como de unos suelos más limpios.

Elisabeth Köstinger, ministra federal de Sostenibilidad y Turismo de Austria y presidenta del Consejo

 

De acuerdo con el proyecto de Reglamento, los fertilizantes UE que lleven el marcado CE habrán de cumplir una serie de condiciones para acogerse a la libertad de circulación en el mercado interior de la UE. Entre estos requisitos cabe citar niveles máximos obligatorios para contaminantes, el empleo de categorías de materiales componentes definidas y requisitos de etiquetado. Los fabricantes de fertilizantes que no lleven el marcado CE tendrán aún la posibilidad de comercializar sus productos a escala nacional.

La nueva propuesta, que sustituirá al actual Reglamento relativo a los abonos de 2003, incluye todos los tipos de fertilizantes (minerales, orgánicos, enmiendas del suelo, medios de cultivo, etc.).

Empezará a aplicarse a los tres años de su entrada en vigor.

Fuente:

Publicidad