26 de julio de 2010 09:40 AM
Imprimir

Exportadores e importadores preocupados por las trabas oficiales

La novena edición de las Rondas de Negocios de Alimentos y Bebidas auspiciada por la Fundación Exportar en el marco de la 124º Exposición Rural convocó a 65 empresas argentinas de los rubros más variados, que mostraron sus productos a diez compradores internacionales.

El café La Virginia, los aceites de Familia Zuccardi, los dulces de Havanna, las tostadas Riera, el dulce de leche San Ignacio y las pastas San Vicente son algunos de los productos que los compradores pudieron degustar y elegir durante las rondas de negocios.

En tres jornadas intensivas, los compradores estadounidenses de Smart Food, Roland Food y Western Gourmet Food, la importadora brasileña Sampres, la firma Nexo de Paraguay, los supermercados peruanos Spar y la ecuatoriana Foriasa, entre otros, tuvieron un promedio de diez reuniones diarias con las firmas argentinas para entablar negociaciones comerciales.

El denominador común entre los compradores es el reconocimiento de la buena calidad de los productos nacionales, aunque a precios poco competitivos para muchos. “En casi todos los productos que vimos, los precios están casi 20% por encima de los de otros proveedores, aunque hay capacidad de negociación”, dijo a El Cronista Gabriela Torrano, de Roland Food, que estaba interesada en importar dulce de leche y aceite de oliva nacionales. Con ella coincidieron otros compradores.

Por el contrario, Prashant Sabade, de la firma hindú Natures Basket, encontró competitivos a los precios nacionales. “Voy a recomendar los productos, inclusive a otras empresas de mi país”, dijo con seguridad. Natures Basket importa productos gourmet que consumen entre el 2% y el 3% de la población del país, lo que significan millones de personas. “La calidad de los productos es mejor que los franceses y españoles”, sentenció.

Aún así, la calidad no lo es todo. Martín Cuccioletta, gerente comercial de la División de Aceite de Oliva de familia Zuccardi, salió entusiasmado de sus reuniones de negocios. “Es el comienzo”, dijo, y se lamentó de que en la búsqueda de nuevos mercados la competencia con los productores europeos sea difícil “por la cantidad de subsidios que reciben”.

Entre las contras que tiene el país, según los compradores presentes en estas rondas de negocios, está el poco profesionalismo, en algunos casos, y los vaivenes de la política que influyen en los negocios.

Ana Cavalho, presidenta de Sampres, Brasil, indicó que “hay una dificultad real a la hora de comerciar con la Argentina. En los rubros de vinos y de lácteos hay temor de restricciones comerciales mutuas”. Según la empresaria, los temores se intensificaron a partir de que la Argentina restringiera el ingreso de alimentos desde Brasil. “En los años que lleva el Mercosur se han multiplicado los negocios pero también el nivel de desconfianza entre los países”, alertó.

El mismo temor existe en los exportadores locales. Rubén Pucheta, de la firma de tostadas Riera, indicó que “por el momento no sufrimos represalias de Brasil pero lo vemos como una amenaza”.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *