16 de diciembre de 2018 09:49 AM
Imprimir

Perspectivas positivas a medio plazo para el sector porcino europeo ante el mantenimiento del ritmo exportador

CompartiremailFacebookTwitter La Comisión Europea ha hecho publicó recientemente sus perspectivas a mediano plazo para los principales mercados de productos básicos agrícolas de la UE y los ingresos agrícolas, mirando hacia 2030. En el caso de la carne de cerdo, tras varios años de altibajos, como resultado de importantes desarrollos en la capacidad de producción y […]
La Comisión Europea ha hecho publicó recientemente sus perspectivas a mediano plazo para los principales mercados de productos básicos agrícolas de la UE y los ingresos agrícolas, mirando hacia 2030. En el caso de la carne de cerdo, tras varios años de altibajos, como resultado de importantes desarrollos en la capacidad de producción y las perspectivas comerciales, el sector porcino de la UE ha registrado niveles récord de producción y exportaciones de carne de porcino para 2018.

A medida que el consumo de carne de cerdo en la UE disminuye, se espera el incremento de las exportaciones durante el período de las perspectivas, principalmente a China. En consecuencia, se espera que las ventas europeas crezcan lentamente, alcanzando casi 2,7 millones de toneladas para 2030, lo que representa alrededor del 30% del comercio mundial de carne de porcino.

Es probable que la demanda china de importación aumente a corto plazo, ya que el impacto de la peste porcina africana conllevará la reestructuración del sector porcino y la escasez de porcino en algunas regiones. Sin embargo, la participación de la UE en las exportaciones a China dependerá de la competencia de otros grandes productores como es el caso de Estados Unidos y Brasil.

Si bien la disputa comercial entre los Estados Unidos y China actualmente está reduciendo las exportaciones de carne de cerdo de los Estados Unidos a China, la evolución podría cambiar esta situación. Además, la competencia de Brasil, que está aumentando su presencia en los mercados asiáticos a medida que se levantan las restricciones sanitarias, también puede tener un impacto en las exportaciones de la UE a China.

Por otro lado, las preocupaciones ambientales continuas en torno a la producción de carne de cerdo, predominantemente con respecto al manejo de los purines, probablemente limiten el crecimiento de la producción en general. Además, es probable que las mejoras en la genética y los sistemas de producción mejoren los índices de conversión de la fertilidad y la alimentación, dando como resultado un aumento de la productividad.

Como resultado, se espera que para 2030 la producción de carne de cerdo de la UE disminuya ligeramente (-0,2% por año).

Se espera además que los precios de la UE se mantengan firmes durante el período de las perspectivas, siguiendo de cerca los cambios en el mercado mundial, alcanzando un promedio de 1.540 euros/t en 2030.

Fuente:

Publicidad