28 de noviembre de 2009 07:45 AM
Imprimir

Paraguay  –   A pesar del Gobierno, el país crecerá por repunte del agro

La recuperación del agro después de un 2009 para olvidar, las crecientes expectativas empresariales y el éxito de Brasil son algunos de los factores que aseguran un crecimiento que puede llegar hasta el 8%.

Aunque el Estado se ha retrasado en generar gasto anticíclico para enfrentar las consecuencias de la crisis financiera mundial, las expectativas para la economía paraguaya en el año 2010 se presentan buenas. Esto porque la recuperación va a venir por gestión privada más que pública.

Así lo entiende la Fundación Desarrollo en Democracia (Dende) en su último informe sobre las proyecciones económicas para el 2010, donde la entidad es categórica en señalar que los crecimientos estarán supeditados al sector agrícola y al efecto multiplicador de su desempeño.

De hecho, las proyecciones de expansión de entre 6% y 8% -nivel en el que coincide gran parte del sector privado- para el año próximo se explican casi en su totalidad por la recuperación del sector agrícola -que bordearía un repunte de 30% en comparación con la caída de casi 27% que se espera para 2009.

Es que se dejarían atrás los factores que hicieron posible ese desbarranque: la sequía, la caída en los precios internacionales, la retracción del crédito bancario y de la demanda internacional y, sobre todo, la pérdida de competitividad de la producción paraguaya debido al tipo de cambio, aseguran en la citada Fundación.

Al respecto, el economista de la Consultora MCS Daniel Correa explica que se trata de "una recuperación de la capacidad productiva del país, más que un crecimiento…, caímos de una manera importante y lo que estamos haciendo es recuperar esa capacidad productiva".

EXPECTATIVAS. A lo anterior se suma el impulso de las cada vez más positivas expectativas de los empresarios locales, que, según comentan a nivel gremial, "siempre tienden a apostar a que la economía funcione independiente de la política", en alusión a los impasses que ha sufrido el presidente de la República, Fernando Lugo, en los últimos días y a la sensación de inseguridad reinante debido al secuestro de Fidel Zavala. Todos estos, factores que amenazan con empañar el clima de negocios.

Es por eso que el último informe de la Fundación Getulio Vargas sobre dicho tópico vino a tranquilizar las aguas, luego de que su índice mostrara un salto significativo en las expectativas económicas que tienen los distintos actores del país respecto de lo que sucederá en los próximos seis meses.

EFECTO CASCADA. En este sentido, el informe de Dende apunta a que "las expectativas de un año agrícola favorable deberían impulsar la actividad comercial". Sabido es que el éxito del agro asegura un efecto positivo en cadena en las actividades que de alguna manera se le relacionan.

Es así como las casi 9,6 millones de toneladas de soja -que Dende estima producirá la temporada 2009/2010- significarán también mayor movimiento, por ejemplo, en el sector transporte.

EL VECINO. ¿Hay algún otro factor que contribuya a lograr un 8% de crecimiento en 2010 y que tampoco dependa del sector público? Sí, Brasil. El tema no es menor para el economista Pablo Herken: "Cuando a Brasil le va muy bien, significa de un 1% a un 1,5% de crecimiento automático para Paraguay".

Correa enfatiza que se espera que Brasil crezca entre 4% y 5% en el 2010, lo que impactará positivamente en el flujo comercial, de transacciones e inversiones con esa nación.

En síntesis, los factores que apuntalarán la economía el próximo año poco dependen de la gestión del sector público. Es más, los analistas apuntan a que si se da un escenario en que el Gobierno ejecuta con celeridad todos los programas anticrisis que tiene en carpeta -y que están entrampados en el Congreso- se aseguraría el techo de las proyecciones y más.

TODAS LAS APUESTAS PARA LA SOJA

La recuperación de la producción del complejo sojero (soja, maíz y trigo) apuntalará la actividad nacional el próximo ejercicio y podría bordear las 9,6 millones de toneladas, de acuerdo con los cálculos de la Fundación Desarrollo en Democracia (Dende).

Dicha cifra representa 3,1 millones de toneladas más que la zafra 2008/9, cuando la sequía golpeó con fuerza provocando estragos en el sector.

Costo. El costo de producción de la oleaginosa para esta temporada se calcula en 380 dólares por tonelada, lo que significa 320 dólares menos que el año pasado cuando llegó a 700 dólares por la subida del dólar y, por consecuencia, de los insumos importados que se utilizan en el cultivo de la oleaginosa.

Precio. Dende estima también un precio promedio de 320 dólares la tonelada, por encima de los 270 dólares de la zafra anterior, y un rendimiento 40% superior debido a que se espera una abundancia de lluvia para los meses en los que dure la campaña, por efecto del fenómeno climático El Niño.

Utilidades. De cara a las estimaciones, los agroproductores tendrían una utilidad neta de 390 dólares por hectárea producida de soja. Este número se compara positivamente con la campaña anterior, cuando se registraron pérdidas de 140 dólares por hectárea. Un mejor escenario a todas luces para los productores.

Las cifras

9,590

millones de toneladas de soja de producción se esperan para la zafra 2009/2010, según cálculos de Dende.

30,4%

sería el crecimiento del PIB agrícola del Paraguay en 2010 después del PIB estimado en -26,7 de este año, de acuerdo a los análisis de la Consultora MCS.

"Las condiciones para las inversiones están muy firmes para que en 2010 podamos pensar en un crecimiento sostenido", dijo el ministro Borda.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *