1 de marzo de 2019 11:47 AM
Imprimir

Sancionan a empresas que vendieron frutas con plaga al mercado brasileño

Autoridades del país vecino recorrerán plantas y galpones

Fuentes oficiales confirmaron la información que aportaron desde el sector privado, los cuales mostraron también su enojo “al no entender la falta de desconocimiento del mercado brasileño”, y apuntaron a que “se trata de empresas no tradicionales, las cuales subestimaron el mercado”.

Aquél que entiende del negocio sabe que si tiene la plaga, toma el recaudo y deja la carga en cuarentena por 60 días en el frigorífico de esa forma se muere la larva de la carpocapsa.

Por lo pronto las autoridades nacionales y extranjeras ya intercambiaron información. Brasil envío sus exigencias para habilitar nuevamente las importaciones de frutas. La misma consiste en la entrega de un plan para mitigar este tipo de “inconvenientes”. Estas respuestas se darán a conocer hoy cuando se mantenga una teleconferencia para avanzar en las posibles soluciones. Sin embargo, las empresas sancionadas serán inspeccionadas por técnicos brasileños para levantar la suspensión. Si las mismas vuelven a reincidir se irá al plano judicial.

Desde el sector privado alertaron que tanto productores como exportadores no controlan la carga y juegan a que “no pasará nada” y van cambiando de razón social cuando se le caen los envíos para de esa forma seguir exportando a Brasil. Esto perjudica a toda la cadena y en especial en aquellos que invierten en el cuidado de la fruta.

La Argentina exporta a Brasil anualmente alrededor de 120.000 toneladas de frutas del Alto Valle, de las que 90.000 son peras y 30.000 manzanas. La actividad de la fruta da trabajo a unas 50.000 personas en Río Negro y Neuquén.

Las fuentes coincidieron en que la decisión de Brasil es muy extrema y responde también a temas políticos. Años atrás pasó la misma situación y terminó siendo por un reclamo para que ingrese carne de cerdo brasileña.

Ahora buscan que Argentina la reconozca como país libre del mal de la vaca loca. Para el vecino país es importante que el Senasa lo considere exento de dicha enfermedad dado que eso le da un status sanitario diferente a la hora de salir a exportar y porque además le otorga una categoría distinta ante la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE, por sus siglas en inglés), que por ahora tiene a Brasil en la lista de “riesgo insignificante.

Fuente:

Publicidad