9 de marzo de 2019 12:05 PM
Imprimir

Lesiones de glositis ulcerativa en bovinos se pueden confundir con aftosa

La glositis es la inflamación aguda o crónica de la lengua. En el caso de la glositis ulcerativa, sus síntomas clínicos y la patología en la lengua se encuadran en un diagnóstico diferencial de la fiebre aftosa, al provocar lesiones similares en el órgano bucal.

La patología está descrita por la aparición de lesiones ulcerativas en la cara dorsal de la lengua del bovino, con una ubicación preferente en la protuberancia donde se localiza la papila gustativa.

 

Según Días Le, asesor de la Dirección General de los Servicios Ganaderos del MGAP, en Uruguay esta enfermedad fue observada inicialmente en la época en que la fiebre aftosa era considerada endémica, al igual que también se ha registrado en otros países del Mercosur como Bolivia.

 

Los investigadores italianos Quintavalla y Zannetti (1986) realizaron la descripción de una patología que denominaron “glositis ulcerativa crónica de la vaca lechera”, y en un intercambio de información con los uruguayos determinaron que la causa etiológica sería el herpesvirus bovino tipo 4 (BHV-4).

 

La enfermedad, aunque tiene poca descripción, forma parte de los cuadros que se consideran en un un diferencial de enfermedades confundibles con fiebre aftosa, si bien no es una estomatitis.

 

Afecta a bovinos en producciones de leche, así como también se presenta en ganado adulto. En algunos casos, puede existir ligera infertilidad y metritis rebelde al tratamiento, así como sialorrea. No obstante, la deglución y la rumia no se ven alteradas en gran medida.

 

Se presenta una única lesión en la lengua, donde se observa úlceras de borde sangrante y con asiento central en la cara dorsal de la papila gustativa. La misma patología fue observada en otros países como Bolivia, donde generó una sospecha de fiebre aftosa.

 

Los estudios de laboratorio descartaron etiología bacteriana, así como de enfermedades víricas como IBR, mamilitis, pseudorabia, BVD y fiebre aftosa de diferentes virus. En cambio, el agente causal estaría en la familia de los herpesvirus.

 

La presencia de Herpesvirus Bovino – 4 (BHV-4) se describe en diversas enfermedades de los bovinos como la queratoconjuntivitis, síndrome respiratorio y gastroentérico, metritis y vaginitis, orquitis, aborto, dermatitis y glositis ulcerativa”, señala el estudio citando a Quintavalla y Zannetti.

 

Asimismo, las investigaciones mostraron que la respuesta de anticuerpos en los vacunos afectados es mejor utilizando la inmunoflorescencia indirecta que la seroneutralización y generalmente esta respuesta es débil.

Fuente:

Publicidad