9 de marzo de 2019 04:06 AM
Imprimir

Conozca los parámetros para evaluar el semen bovino

El proceso de congelación de semen bovino requiere de una serie de pasos, que van desde la colecta y la valoración del esperma, hasta llegar a la criopreservación. En este aparte, observaremos los aspectos para estimar la calidad seminal.
La médica veterinaria y docente de la Universidad Nacional, Claudia Jiménez Escobar, en su artículo “Técnicas de congelación y sexado del semen bovino y su importancia en reproducción bovina”, detalló los criterios para evaluar el esperma en su composición física.
La evaluación incluye “la determinación del volumen, color, la motilidad (masal e individual progresiva) y la morfología”. De esta forma se puede calcular el número de espermatozoides viables en la muestra.
Para el caso del volumen, la experta señaló que el parámetro ideal es de 3 a 6 cc, mientras que el olor debe ser sui generis, esto es, que sea el aroma característico de esta sustancia. En cuanto al pH, debe estar entre 6,4 y 6,9.
En cuanto a la apariencia, hizo una distinción entre 4 valores, cada uno de los cuales corresponde a la calidad del esperma. Si tiene apariencia cremosa, su calidad es muy buena (mayor a 750 x 106). Si es lechosa, su calidad es buena (400 x 106). En cambio, si es blanquecina lechosa (250 x 106), es regular, y si es traslúcida (menor a 200 x 106), es mala.
La motilidad masal (4x o 10x) se indica de la siguiente forma: el semen muy bueno tendrá ondas oscuras marcadas con rápido movimiento; el semen bueno tendrá ondas menos oscuras con movimiento moderado; el regular, ondas claras con movimiento muy ligero, y con el malo no habrá ondas y los espermatozoides se observan inmóviles.
Respecto a la motilidad individual (un acercamiento de 400x en el microscopio), uno muy bueno está por encima de 80 %; el bueno, más de 60%; el regular, más de 40%, y el malo por debajo de este valor.
Sobre la morfología, Jaime Cardozo, investigador Phd de Tibaitatá de la Corporación Colombiana Agropecuaria de Investigación, Agrosavia, explicó que se trata de la forma de los espermatozoides y se evalúan daños en la cabeza, cuello o cola de la célula sexual.
Si hay anormalidades primarias menores a 10 % y totales menores a 25 %, se considera un esperma muy bueno; si las anormalidades primarias están entre 10 y 19 %, con un total inferior al 40 %, es bueno. Por el contrario, será regular si las anormalidades totales se ubican entre 40 y 59 %, y malo si supera este porcentaje.
Finalmente, el investigador de Agrosavia señaló otras propiedades como el metabolismo energético activo (la energía para desplazarse) y la integridad de la membrana.
Otras cualidades incluyen la integridad de las enzimas (este análisis permite conocer si el material dispone de las proteínas para fertilizar al óvulo), la capacidad de penetración (que se refiere a la habilidad de los espermatozoides de llegar a su destino) y la transferencia del material genético.
Fuente:

Publicidad