11 de marzo de 2019 11:24 AM
Imprimir

El “DNI smart” de los cerdos: reconocimiento facial para la gestión sanitaria y la trazabilidad

CompartiremailFacebookTwitterEl cálculo de Alibaba, la principal plataforma de comercio por Internet (“e-commerce”) de la República Popular China, es que la “agricultura inteligente” del sistema mundial adquirirá un valor de 26.800 millones de dólares en 2020, tras haber alcanzado una cotización de 13.700 millones de dólares en 2015. Alibaba dispone de más de 40% del “e-commerce” […]

El cálculo de Alibaba, la principal plataforma de comercio por Internet (“e-commerce”) de la República Popular China, es que la “agricultura inteligente” del sistema mundial adquirirá un valor de 26.800 millones de dólares en 2020, tras haber alcanzado una cotización de 13.700 millones de dólares en 2015.

Alibaba dispone de más de 40% del “e-commerce” de China, que a su vez responde por más de 60% del intercambio digital del sistema global, y prevé alcanzar a 2.000 millones de usuarios en 2030, sobre la base de los 630 millones actuales.

La “agricultura inteligente” abarca el “e-commerce”, la trazabilidad de los alimentos a través de la “Internet de las Cosas” (interconexión digital mediante diminutos sensores colocados en toda la cadena alimentaria), turismo agrícola promocionado por Internet, y sistemas de información y supervisión digital de la estructura productiva agroalimentaria.

La empresa fundada por Jack Ma desarrolla un programa específico de supervisión e información de la producción de carne de cerdo realizado a través de la Inteligencia artificial (AI), en la que China está a la cabeza junto con Estados Unidos. La AI constituye la tecnología fundamental de la nueva revolución industrial.

El programa de Inteligencia Artificial de Alibaba es ante todo un sistema de reconocimiento facial de los 600 millones de cerdos que constituyen el núcleo de la industria cárnica de la República Popular. El reconocimiento facial permite a los grandes productores conocer en forma anticipada las condiciones de salud de sus animales, otorgando a las medidas sanitarias un carácter preventivo.

Para eso ha creado siete algoritmos que reconocen e identifican cada uno de los cerdos de China, y prevé pronto expandir esta tecnología al resto de los grandes productores, en primer lugar a Estados Unidos y Europa.

En China se faenan más de 600 millones de cabezas de ganado porcino por año; y Alibaba estima que la nueva tecnología está en poco más de 20% de sus posibilidades, y aspira a desplegarla plenamente en los próximos 2 o 3 años.

Tencent, la otra gran empresa de Internet de la República Popular, aplica sistemáticamente la Inteligencia artificial (AI) al desarrollo de frutas y hortalizas, que se producen en espacios artificiales, previamente acondicionados, que permiten un altísimo nivel de productividad.

China es la principal productora y exportadora mundial de frutas y hortalizas, y aspira a multiplicar por tres la productividad de este rubro agrícola en los próximos 3 a 5 años.

También Huawei, JD, y Baidú, las otras grandes compañías de alta tecnología de la República Popular, se han volcado en los últimos dos años a la “agricultura inteligente”; y se han convertido al mismo tiempo en los principales inversores (venture capital) de la economía digital, que ya representa 38% del PBI.

Todo en China se ha tornado digital; y tanto los servicios financieros como las actividades productivas, incluso la vida cotidiana, se resuelven ahora a través de “Internet móvil” (sobre todo a través del smartphone), de los que cuenta con más de 1.000 millones de usuarios.

La “agricultura inteligente” de China recién se encuentra en su fase inicial.

MB

Fuente:

Publicidad