18 de marzo de 2019 01:41 AM
Imprimir

Un estudio muestra que las moscas pueden transmitir el virus de la PPA

CompartiremailFacebookTwitterUn estudio realizado por científicos daneses y financiado por el Ministerio de Medio Ambiente y Alimentación de Dinamarca y la Universidad Técnica de Dinamarca, señala que las moscas que se han alimentado de la sangre de jabalí infectado por la peste porcina africana (PPA) representan una ruta potencial para la transmisión de la enfermedad. El […]

Un estudio realizado por científicos daneses y financiado por el Ministerio de Medio Ambiente y Alimentación de Dinamarca y la Universidad Técnica de Dinamarca, señala que las moscas que se han alimentado de la sangre de jabalí infectado por la peste porcina africana (PPA) representan una ruta potencial para la transmisión de la enfermedad. El estudio se denomina Infection of pigs with African swine fever virus via ingestion of stable flies (Stomoxys calcitrans).

https://onlinelibrary.wiley.com/doi/full/10.1111/tbed.12918

El ensayo se realizó para tratar de encontrar nuevas rutas de transmisión del virus que pudieran explicar el surgimiento de la enfermedad con alta bioseguridad en Europa Oriental. Se realizaron intentos para reproducir la transmisión por la ingestión de moscas infectadas.

Para ello, 12 cerdos de 8-9 semanas de edad fueron utilizados, divididos en 3 grupos de 4 animales y alojados por separado. El grupo 1 fue inoculado oralmente con sangre de un cerdo infectado. El grupo 2 también fue inoculado por vía oral, ingeriendo una sustancia homogénea de moscas (Stomoxys calcitrans). Cada grupo y cada cerdo recibió una especie de pastel conteniendo 20 moscas intactas dentro de ellos.

Todas las moscas utilizadas fueron salvajes, capturadas a través de una red, y fueron alimentados con sangre contaminada. Se tomaron muestras de sangre de todos los cerdos a los 0, 2, 4, 6, 8, 10, 12, 14 y 16 días después de la inoculación, que se analizaron mediante PCR cuantitativa en tiempo real y ensayo de inmunoabsorción enzimática (ELISA).

Con base en los signos clínicos y en la detección de la presencia del virus, se distinguieron dos tiempos diferentes de infección. En cada grupo, el retraso de la infección en algunos cerdos indicó que sólo el 25% en el grupo 1 y el 50% en los grupos 2 y 3 estaban infectados con la ingestión oral del virus, mientras que probablemente se infecta por el contacto directo con los otros cerdos en sus grupos. El resto comenzó a presentar signos clínicos de infección y se convirtió en virémico 5 a 8 días más tarde que aquellos que se infectaron por la ingestión oral del virus.

Los resultados indican que, además del papel del S. calcitrans como vector mecánico del virus de la PPA a través de la ración de alimentación (Mellor et al., 19897), la infección también puede ocurrir después de la ingestión de esas moscas.

Los cerdos fueron infectados después de la ingestión de 20 moscas alimentadas con sangre infectada. Puede parecer un número muy alto para la ingesta casual, pero una dosis relativamente alta del virus es necesaria para establecer la infección por la vía oral (Howery et al., 2013).

Según los investigadores, probablemente no es un riesgo muy alto para transmisiones de larga distancia, pero esa ruta podría explicar la transmisión de corta distancia dentro de la granja.

Fuente:

Publicidad