20 de marzo de 2019 13:21 PM
Imprimir

La lenta comercialización de la soja hace que su valor se encamine a los 200 dólares

El productor hizo caja con el trigo y el maíz

La buena cosecha que se vio en el trigo hizo que a la fecha exportadores y molineros se hayan hecho de 12 millones de toneladas; si a esto se le suma el maíz que también tuvo una buena producción que se estima por arriba de los 45 millones de toneladas, de las cuales ya se negociaron 22 millones de toneladas, se puede decir que el productor hizo caja con estos cultivos.

En este contexto la soja brilla por su ausencia. El productor no tiene apuro por entregarla y los datos de Agroindustria lo demuestran. Hoy sólo se comercializó 2,55 millones de toneladas, que es un 4,6% de los 54 que llegaran en breve.

“Yo veo una soja mas cerca de los u$s200”, dijo a BAE Negocios, el presidente de la Confederación de Asociaciones Rurales de la Tercera Zona (Cartez), Gabriel De Raedemaeker, quien argumentó: “la falta de soluciones en la guerra comercial entre China y EE.UU. y la fuerte venta que habrá en el mercado local, hace que todo vaya para abajo”.

Desde la corredora Futuros y Opciones (FyO), el analista de mercado Dante Romano señaló que “con una exportación que ofrece u$s220 y un valor en Chicago que sigue cayendo, los u$s200 no está tan lejos”.

Sucede que hoy no hay fundamentos para que la oleaginosa suba. Los único que puede hacer mejorar el precio, es que finalice la guerra China-EE.UU. rápidamente o que llueva en suelo norteamericano de lo contrario la exportación aprovechará para comprar barato.

“En el escenario electoral el productor le tiene miedo al dólar con lo cual sabe que se sienta arriba de sus granos y está sentado arriba de dólares”, dijo Luciano Pinelli, director de la corredora Pinelli Asociados.

La suba del dólar hace que el productor pueda tener una mejor perspectivas en pesos, lo cual lo motiva a esperar.

“Lo se está viendo mucho es la dolarización de la mercadería”, dijo Pinelli. Esto quiere decir que el productor se planta en un valor en dólares y lo cobra más adelante, lo cual puede ser bueno si el tipo de cambio sube y negativo si cae.

De Raedemaeker anticipó que “se harán algunas ventas de soja en las próximas semanas para cancelar algunos descubiertos o pagos de servicios, pero el grueso no llegará hasta fines de abril de cara a los será el pago de tarjetas de crédito. Con lo cual vamos a salir a vender todos juntos”.

La incertidumbre por saber quién llegará en octubre y si continuaran o no las retenciones, es un gran atenuante para retener los granos.

Fuente:

Publicidad