20 de marzo de 2019 10:55 AM
Imprimir

Cargill lanza al mercado Ready to Breed para la nutrición en las cerdas

México : El objetivo de la segunda fase de su programa Young Animal Nutrition que se compone de Ready to Grow y ahora Ready to Breed es apoyar al porcicultor en la nutrición de uno de los activos más importantes, las hembras destinadas a producción

Cargill presentó Ready to Breed en el vigésimo quinto Ciclo de Conferencias de la AMVECAJ en Jalisco, su nuevo portafolio para la alimentación y nutrición de las hembras en porcicultura que forma parte de su programa Young Animal Nutrition.

Antecedido por Ready to Grow y como paso previo a Ready to Finish, este portafolio (Ready to Breed) está respaldado por la tecnología Pig Livability,la cual busca que uno de los primeros pasos en la producción que es el nacimiento de los lechones, se dé en buenos términos con cerdos con buen peso (más de 1 kilo) y sin excesivas complicaciones en el parto.

Con tres productos orientados hacia la misma cantidad de fases —Reemplazos, Gestantes y Lactación—, Cargill le apuesta fuerte a esta parte de la producción porcícola con el objetivo de buscar lechones más viables mediante la nutrición de la madre.

A través de una investigación, Cargill detectó que la muerte en los lechones por diversos factores como los nacidos muertos (como principal causa), el aplastamiento, la inanición, el bajo peso al nacer, la debilidad, entre otros, impacta en el bienestar de los animales y repercute directamente en la productividad de la explotación.


REEMPLAZOS, “MÁS LECHONES AL AÑO”
Este producto está recomendado para hembras de 90 a 140 kilogramos buscando una inseminación a los 210 días de edad.


GESTANTES “AUMENTO DE VIABILIDAD DEL LECHÓN”
Aquí la premisa es un enfoque en la condición corporal para buscar mejorar la prolificidad y el parto; el consumo de alimento por día está contemplado para una ración de 2 a 2.5 kilogramos a partir de la inseminación de la hembra.


LACTANTES “MEJOR RENDIMIENTO DE LOS LECHONES”
El producto destinado para las hembras en etapa de lactación está focalizado para cerdas multíparas y el objetivo es que estas aumenten la producción láctea y la longevidad productiva; las indicaciones es dotar a las cerdas de un consumo de 6 a 8 kilogramos de alimento por día a partir del quinto día después del parto.

Con la estrategia de “estar cerca del porcicultor”, Cargill pone de manifiesto el tema de prosperar juntos, en donde lanzan a los porcicultores de México la invitación a que les permitan acompañarlos en ese objetivo que se plantean de alcanzar la prosperidad.

Fuente:

Publicidad