25 de marzo de 2019 11:01 AM
Imprimir

Un peine fino sobre los números del campo aportó alguna tranquilidad

CompartiremailFacebookTwitterEntre funcionarios y visitas reales, también se colaron las marchas (contra la presión impositiva; las del niño por nacer; las del 24 de marzo, etc.), algunas reuniones muchos más agradables como una cena-cumpleaños-baile de una “Lady in red” en el Faena; una casamiento en la Rural de Palermo; un glamoroso asado en una estancia de […]

Entre funcionarios y visitas reales, también se colaron las marchas (contra la presión impositiva; las del niño por nacer; las del 24 de marzo, etc.), algunas reuniones muchos más agradables como una cena-cumpleaños-baile de una “Lady in red” en el Faena; una casamiento en la Rural de Palermo; un glamoroso asado en una estancia de San Martín de los Andes y hasta una magnífica cena en la embajada argentina en Washington, por el reingreso de los primeros envíos de carne vacuna a ese país, después de más de 17 años de suspensión.

Allí, el embajador Fernando Oris de Roa, secundado por el titular del IPCVA (Instituto de Promoción de la Carne Vacuna), Ulises “Chito” Forte, que auspició el agasajo, oficiaron de anfitriones a más de un centenar de invitados, incluyendo una llamativa cantidad de funcionarios estadounidenses del Departamento de Estado, de Transporte, de Defensa, y varios relacionados con América Latina; además de la CEO del Consejo de las Américas Susana Segal, varios miembros del sector financiero privado y, naturalmente, cantidad de importadores de EE.UU. y empresarios argentinos del rubro, como para ponerles “un moño” a las conversaciones de los presidentes Donald Trump-Mauricio Macri que lograron destrabar finalmente las negociaciones.

Pero sin duda, la vedette de la noche (que también se amenizó con una pareja de tango que debió volar desde Las Vegas) fue el nuevo corte estrella de carne vacuna para grillar: el ojo de bife, al punto que más de uno pretendió repetir, incluyendo el vino de Catena, también acostumbrado a hacer las presentaciones de sus nuevos productos en la sede argentina en Washington. Tras la comida, la delegación argentina dedicó 2 días más para recorrer varios supermercados, cadenas de hoteles 5 estrellas y hasta Amazon, que recientemente compró la cadena Whole Food Market, de venta de productos naturales a clientes de alto poder adquisitivo, y que ya había tomado contacto con Argentina por el cinturón hortícola de La Plata.

Fuente:

Publicidad