25 de marzo de 2019 10:16 AM
Imprimir

“El agua es el principal factor limitante de la agricultura”

CompartiremailFacebookTwitterLlamamos seguridad hídrica a la certeza de poder contar con el recurso agua. En los últimos años la seguridad hídrica se ha vuelto cada vez más incierta por distintas causas, como el crecimiento demográfico y el cambio climático. Estos factores afectan la disponibilidad de agua en cantidad y calidad para distintos usos. Existe una competencia […]

Llamamos seguridad hídrica a la certeza de poder contar con el recurso agua. En los últimos años la seguridad hídrica se ha vuelto cada vez más incierta por distintas causas, como el crecimiento demográfico y el cambio climático. Estos factores afectan la disponibilidad de agua en cantidad y calidad para distintos usos. Existe una competencia sobre el uso que genera conflictos a distintos niveles. Desde la ciencia entendemos que es clave realizar una gestión eficiente, sostenible y equitativa de todos los recursos hídricos.

La organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) ha declarado este año 2019 el lema “Afrontando la escasez del agua”: La FAO está informando los aspectos técnicos y económicos sobre uso del agua en la agricultura, con énfasis en la producción agrícola y ganadera. Esta organización nos ha alertado que hasta el 2050, en muchos países, la agricultura seguirá siendo un factor de importancia en el crecimiento económico, en la reducción de la pobreza, y en la seguridad alimentaria. El agua es el principal factor limitante de la agricultura.
El INTA (Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria) nos invita a consagrar este día, en el marco del contexto internacional, nacional, provincial y regional, con la celebración de actividades concretas como: el fomento de la conciencia pública, ofreciendo distintas herramientas tecnológicas de manera práctica y accesible, y acercando experiencias de investigación y extensión.

omo Institución del Estado que tiende al desarrollo de tecnologías innovadoras, el INTA ha asumido el compromiso de proponer soluciones a problemas históricos de acceso al agua para el consumo, la producción y el mejoramiento de las condiciones de la vida rural. Del mismo modo, plantea formas innovadoras de trabajo para el sector de la agricultura, el mayor usuario de agua dulce. En el INTA se trabaja en la caracterización y la gestión de cuencas hidrográficas, en tecnologías de manejo del agua de riego y en secano. Se investigan tecnologías que nos permitan acceder y almacenar agua segura, y también, a nivel de cultivos, se estudian alternativas para la reducción de la incidencia del estrés hídrico en la producción.
Esta fecha es una muy buena ocasión, entonces, para convocar a los distintos actores de la sociedad a sumar esfuerzos para que, desde cada rol, se desarrollen acciones concretas para aportar al objetivo de alcanzar una gestión eficiente, sostenible y equitativa del agua.

 

Ingeniera Mabel Amarilla.

Fuente:

Publicidad