27 de marzo de 2019 11:33 AM
Imprimir

La industria hizo bajar el precio de la soja, que perdió 2,2% en un día

La gran cosecha empuja la oleaginosa a los u$s200 la tonelada

La oleaginosa retrocedió 5 dólares desde los u$s225 por tonelada pagado el lunes a los u$s220 de ayer. A la fecha apenas se comercializó un 4,6% de una cosecha estimada en 54 millones de toneladas. La demora impulsa el precio del commoditie a la baja.

“A este precio el productor no va a vender la soja o en su defecto aguantará todo lo que pueda, pero hasta mayo o junio no decidirá a ponerle precio a su mercadería que es cuando tiene su vencimiento de tarjetas”, afirmó Luciano Pinelli, director de la corredora Pinelli Asociados.

En pesos, la cotización de la oleaginosa subió 1,4% gracias a la suba del dólar, pero se sabe que el productor tiene sus insumos dolarizados con lo cual el tipo de cambio ayuda poco en este contexto y por eso reclama facturar en la moneda norteamericana algo que ya la AFIP descartó de plano.

 

La llegada de los porotos a los puertos de Rosario muestra una merma del 37% respecto de 2016

 

En ese contexto el presidente de la Confederación de Asociaciones Rurales de la Tercera Zona (Cartez), Gabriel De Raedemaeker, señaló que “lo ofrecido hoy por la soja frente a un contrato julio que cotiza a u$s230, es motivo para hacer números y esperar a vender”.

“Definitivamente la falta de financiamiento por parte de los bancos hace que el productor tenga que deshacerse de los granos cuando en otros épocas la soja se retenía”, dijo De Raedemaeker.

Desde la consultora Guru Market, su director Pablo Adreani afirmó que entre abril y mayo se van a ofertar 15 millones de toneladas lo que presionara a la baja su precio”, a la vez agregó que “la industria va a tomar ventaja y va a querer cobrarse la falta del diferencial arancelario para poder competir con la exportación”.

Sucede que hoy no hay fundamentos para que la oleaginosa suba. Los único que puede hacer mejorar el precio, es que finalice la guerra China-EE.UU. rápidamente o que llueva en suelo norteamericano de lo contrario la exportación aprovechará para comprar barato.

De Raedemaeker anticipó que “se harán algunas ventas de soja en las próximas semanas para cancelar algunos descubiertos o pagos de servicios, pero el grueso no llegará hasta fines de abril de cara a los será el pago de tarjetas de crédito. Con lo cual vamos a salir a vender todos juntos”.

La incertidumbre por saber quién llegará en octubre y si continuarán o no las retenciones, es una variable para retener los granos. Un dato no menor es que la buena campaña de trigo y maíz le permitió hacer caja al productor. Los datos muestran que es este último cereal el que más ingresa a los puertos de Rosario.

Ayer llegaron 1.953 camiones a razón de 28 toneladas por cada unidad, que significa un volumen de 54.684 toneladas. Si se compara con 2016, que no hubo sequía ni inundaciones, cuando llegaron 3.100 camiones, se muestra una caída del 37 por ciento.

Fuente:

Publicidad