29 de marzo de 2019 13:20 PM
Imprimir

Vaciamiento del INTA: movilización contra el ajuste

CompartiremailFacebookTwitterEl Consejo Directivo Nacional del INTA está en un “proceso de reorganización” que implicaría la reducción operativa del 25%. Sectores sindicales se movilizan contra el vaciamiento. A nivel legislativo nacional se debate el tema. El Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) es víctima de otra ofensiva macrista para aplicar un ajustazo. El objetivo es una reducción operativa […]

El Consejo Directivo Nacional del INTA está en un “proceso de reorganización” que implicaría la reducción operativa del 25%. Sectores sindicales se movilizan contra el vaciamiento. A nivel legislativo nacional se debate el tema.

El Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) es víctima de otra ofensiva macrista para aplicar un ajustazo. El objetivo es una reducción operativa del 25%, según advierten sectores sindicales que intentan defender el organismo. La situación también es motivo de debate a nivel legislativo nacional.

El diputado nacional Ariel Rauschenberger (PJ) aseveró que la situación “es realmente preocupante”. José Luis Perea, delegado de la Asociación de Trabajadores del Estado en el organismo, pidió que el consejo directivo de INTA directamente “haga caso omiso” a la exigencia del Ministerio de Modernización y Jefatura de Gabinete, que requirieron un informe sobre cómo y dónde ajustar.

Una de las metas del macrismo es el cierre de 25 agencias de extensión. Desde el gremio que agrupa a otros trabajadores y trabajadoras del sector, APINTA, advirtieron que “en tres años de gestión macrista en Anguil no ha ingresado un solo vehículo nuevo, ningún equipamiento de laboratorio nuevo, hemos perdido no menos de 10 vacantes en puestos de trabajo. No se puede pagar la luz ni el gas ni el gasoil del colectivo”, revela.

“Hay una política de vaciamiento y tenemos que enfrentarla”, insiste APINTA.

Para el 8 de abril está prevista una movilizamos en Buenos Aires, para reclamarle a la gestión política del INTA que “defienda la institución” y para “recordarle a nuestros consejeros que tienen un compromiso con el INTA y no con sus asociaciones, a reclamar lo que es nuestro y nos están arrebatando”.

Otro de los detalles aportados por el sindicato es que en junio se cumplirá un año sin proyectos de investigación, “es decir: sin rumbo, sin financiamiento. Esto es la gestión Cambiemos en INTA”, redondeó APINTA.

El vaciamiento

En el mismo sentido se expresó Perea, de ATE. “El castellano da para todo tipo de adjetivos, pero el gobierno no oculta los recortes, le llama ‘reestructuración y modernización’, que en realidad consiste en un vaciamiento. Los presupuestos bajan cada vez más y en estos cuatro años ha sido desatroso”, dijo.

“Con el argumento mentiroso del déficit cero y la supuesta cantidad de empleados ñoquis, hubo un ataque a los estatales que se llevó 75 mil puestos de trabajo. Han recortado programas sociales y en el caso del INTA la vuelta de tuerca viene una y otra vez”, remarcó el dirigente gremial. Aclaró en Radio Kermés que “el ajuste es sobre toda la estructura, no solo sobre los organismos afectados ahora”.

“No hemos tenido despidos -diferenció- pero INTA se deshizo de unas 700 vacantes de planta permanente al Ministerio de Organización a cambio de que no hubiera despidos. Lo que pedimos es que frenen el proyecto de elevar a Modernización y Jefatura de Gabinete, que el consejo directivo no lleve su propuesta, que haga caso omiso a esa pretensión”.

“Nos adeudan 220 vacantes que tienen que pasar a planta permanente después de 10 años precarizados. Desarrollan la tarea de propagar la agricultura familiar”, añadió.
“El INTA -lamentó Perea- ha sido reajustado tantas veces que no resistimos más ajuste. Son ajustadores: el gobierno lleva adelante esta política indiscriminada. El país se hunde en la inflación, están devastando la economía, hay que terminar con el ajuste”.

Proceso de reorganización

En las últimas horas se difundió informalmente que el Consejo Directivo Nacional del INTA está en un “proceso de reorganización” que implicaría la reducción operativa del 25%. Se darían de baja Agencias de Extensión Rural, Centros e Institutos de Investigación.

Las tareas de Extensión Rural que lleva a cabo el INTA -dijo Rauschenberger- “permiten una cercanía con el productor, asistirlo y brindarle soluciones. Siempre con una lógica pública porque es el Estado quien lo provee”.

Hasta el momento ya se redujo cerca del 10% de la planta de INTA (alrededor de 700 puestos). “La partida presupuestaria que posee, si bien pudo ser ampliada, es insuficiente, por lo que no cuenta con el adecuado financiamiento para las actividades de extensión ni de investigación”, insistió el legislador.

“Esta situación -comparó- ya se vivió durante la dictadura militar y la década neoliberal de los ‘90. Cambiemos pretende tercerizar las tareas de extensión, dando lugar a una privatización encubierta con el correlato del achique y la pérdida de empleo”.

Rauschenberger presentó en la Comisión de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva un proyecto por el que se solicita al INTA que “informe de manera inmediata ésta situación que apunta a desmantelar un ente central para la producción nacional”.

Fuente:

Publicidad