29 de marzo de 2019 16:39 PM
Imprimir

Puerto: por el cierre de un frigorífico y una pesquera en crisis peligran 200 puestos de trabajo

Las firmas “El Marisco” y "Sebastián Gaboto", del mismo empresario, presentaron un procedimiento preventivo de crisis. Hoy hubo una audiencia en el Ministerio de Trabajo y se acordó un cuarto intermedio hasta la próxima semana. “La situación es muy complicada”, plantearon.

Alrededor de 200 empleados de un frigorífico y una empresa pesquera de larga data que funcionan en el Puerto de Mar del Plata podrían quedarse sin trabajo. Las firmas “El Marisco” y “Sebastián Gaboto”manifestaron oficialmente su intención de cerrar definitivamenteante la imposibilidad de seguir haciendo frente a una “complicada situación económica” y sus responsables ya presentaron un procedimiento preventivo de crisis a instancias del Ministerio de Trabajo, donde este viernes hubo una audiencia y se acordó pasar a un cuarto intermedio.

“El Marisco” nació como una empresa familiar y a mediados de la década del ’70 se desarrolló también como un importante frigorífico con asiento en el puerto de la ciudad bajo el control de un mismo empresario, con unidades pesqueras que permitieron su crecimiento yexportación de materia prima a los Estados Unidos, Europa, Asia, África y el Mercosur, principalmente merluza, corvina, pescadilla, palometa, mero, pez palo, salmón, lenguado, caballa, abadejo, raya y calamar, entre otras especies.

Desde hace ya algún tiempo, la caída de la producción y la rentabilidad, sumado a los elevados costos para mantenerse en pie, llevaron al propietario a evaluar la posibilidad de cerrar las empresas, tanto el frigorífico “El Marisco”, que funciona en San Salvador al 4700, como la pesquera ubicada en Vértiz y Pescadores, que días atrás fueron ocupadas por los trabajadores a raíz de la inestabilidad laboral y la falta de respuestas al reclamo de mejoras salariales.

La situación económica de ambas empresas se agravó en los últimos meses y recientemente su responsable presentó un procedimiento preventivo de crisis que implicaría el cierre y el despido de sus trabajadores.

Son alrededor de 200 personas las que componen esta firma, divididos entre aquellos que trabajan con la materia prima, representados por el Sindicato de la Industria del Pescado (SOIP), y un grupo reducido de no más de 20 trabajadores que realizan tareas administrativas, en este caso nucleados en el Sindicato de Empleados de Comercio.

Representantes de ambos gremios concurrieron este viernes por la mañana a la sede local del Ministerio de Trabajo, donde se llevó a cabo una audiencia para abordar la situación de las empresas y el futuro de los trabajadores.

Cristina Ledesma, secretaria general del SOIP, asistió a la reunión y tras cuestionar la falta de documentación que la empresa llevó a la misma, se retiró del ministerio para poner en conocimiento a los trabajadores sobre lo planteado en la audiencia.

En representación del Sindicato de Empleados de Comercio, el secretario gremial Darío Zunda explicó que junto al SOIP rechazaron la presentación que hizo este viernes la empresa “El Marisco” debido a la “falta de documentación” que sus representantes llevaron a la audiencia.

“Se acordó un cuarto intermedio para la próxima semana para que la empresa traiga toda la discusión necesaria para sentarnos a conversar la viabilidad y acompañamiento o no de ese preventivo de crisis”, explicó el dirigente de los mercantiles, quien explicó que hay entre 15 y 20 afiliados que realizan trabajos administrativos dentro de estas empresas que evalúan cerrar sus puertas.

En relación a los próximos pasos de este conflicto, Zunda comentó que se espera “poder empezar a conversar de qué manera se puede salir adelante con alguna deuda que tiene la empresa y después ver si es viable ese preventivo de crisis” aunque de antemano aclaró que “la situación es muy complicada” y que los dueños de la firma “plantean que posiblemente van a cerrar” aunque “no está confirmado” como así “tampoco el despido de los trabajadores”, aunque algunos empleados afirman ya haber recibido los telegramas para cortar la relación laboral.

Nosotros planteamos la continuidad de la empresa, la defensa de los puestos de trabajo y la estabilidad laboral como una condición de piso para acompañar ese pedido preventivo de crisis”, completó el secretario gremial del Sindicato de Empleados de Comercio.

La próxima semana las partes volverían a reunirse en el Ministerio para continuar debatiendo estrategias para garantizar la continuidad de las firmas y la preservación de los puestos de trabajo en riesgo.

Fuente:

Publicidad