3 de abril de 2019 14:52 PM
Imprimir

Felipe Solá: “No puede haber un campo al que le va bien en un país al que le va pésimo”

CompartiremailFacebookTwitterLuego de haber sido socio electoral del propio Mauricio Macri en 2009, cuando ambos eran opositores al gobierno anterior, Felipe Solá está de nuevo coqueteando con Cristina Kirchner: dice que la quiere enfrentar en internas y formar parte de un frente que pueda derrotar a Cambiemos en las próximas elecciones. En la Expoagro fue recibido […]

Luego de haber sido socio electoral del propio Mauricio Macri en 2009, cuando ambos eran opositores al gobierno anterior, Felipe Solá está de nuevo coqueteando con Cristina Kirchner: dice que la quiere enfrentar en internas y formar parte de un frente que pueda derrotar a Cambiemos en las próximas elecciones. En la Expoagro fue recibido tibiamente por los productores que recelan de ese acercamiento. Pero Felipe es Felipe y siempre dice lo que piensa sin importarle quién lo escucha.

“Los productores deben recordar que no solamente me opuse a la 125 sino que además rompí con el kirchnerismo en ese momento en el que había que defender al interior del país y de la comunidad rural. Fui opositor hasta el 2015. Lo que pasa es que este país está económicamente en estado desastroso, está socialmente en una situación muy grave y endeudado hasta la maceta”, explicó Solá a Bichos de Campo.

Mirá la entrevista con el precandidato a presidente y ex secretario de Agricultura:

Felipe enfatizó en todo momento que está en las antípodas del macrismo. “Yo soy peronista, siempre lo fui. No tengo el peronómetro para decir quién lo es, si es el kirchnerimo o si es (Roberto) Lavagna. Lo que quiero es hacer una oposición grande y seria”, subrayó.

-¿Por querés ser presidente?

-Quiero ser presidente porque tengo más experiencia que los demás. Las he pasado difícil y las he mejorado. Pero sobre todo quiero que cambie la política económica y para eso tiene que cambiar el gobierno.

Felipe Solá no cree que la historia vaya a repertirse tal cual como fue y recita “nadie se baña dos veces en el mismo río”. Viene a cuenta que considera que en caso de ser elegida, Cristina no volverá a repetir errores como los que cometió en sus dos primeros mandatos. Pero no le da las mismas chances de cambiar a Mauricio Macri. “La economía argentina está muy mal y nos han endeudado de una manera irresponsable”, le imputa.

En materia de política agropecuaria, Felipe deja algunas definiciones:

  • “En la Argentina el principal problema que tenemos es que además de ser un país injusto es un país incierto, pues en los últimos años hemos tenido 25 shock o devaluaciones, golpes que dejaron más pobres, y un Estado que no devuelve todo lo que cobra. Exportamos muy poco y no sabemos ponerle valor agregado. Todo es hijo de un cortoplacismo que es fruto de la historia que tenemos”.
  • “Los productores piden certidumbre, y yo estoy de acuerdo. Si este hubiera sido un país con cierta certidumbre estaríamos mucho mejor”.
  • “Hace muchos años que debieron sacarle las retenciones al maíz, al trigo y al sorgo”.
  • “Ahora hay que meterse con el modelo, porque hay efectos no deseados de un modelo agrícola que ha sido muy exitoso. Yo lo encontré con 26 millones de toneladas en 1989 y ahora tiene 120 millones. Pero el modelo agropecuario debe ser revisado”.
  • “Otro tema es la maquinaria agrícola, porque la mayoría es importada y no hay ningún tipo de protección” a los fabricantes nacionales.
  • “En las economías regionales el productor que no puede manejar su comercialización está perdido. Ahí hay que meterse de inmediato. ¿Cómo no se va a meter el Estado en esa estructura?

Felipe es provocador. Sabe que está en un entorno hostil, la Expoagro, y sin embargo declama: “Yo soy leal a mis ideas y siempre fui ‘para’ los productores agropecuarios y no ‘de’ los productores agropecuarios. Hice un enorme esfuerzo para acercar el peronismo con el campo. Ahora los productores deben entender que una cosa es que el sector esté mas o menos bien y otra cosa es el país. No puede haber un campo al que le va bien en un país al que le va pésimo”.

Fuente:

Publicidad