5 de abril de 2019 10:06 AM
Imprimir

Por qué buena parte de las hamburguesas que se comen en Argentina están hechas con carne de Brasil

La exportación de los mejores cortes y la mayoría de los frigoríficos en manos de gigantes de país vecino, hacen que cada vez llegue más carne extranjera para consumo interno. Un tercio de las hamburguesas de la marca más vendida ya se hace con materia prima brasileña

Argentina es un país orgulloso de su carne de vaca, desde siempre. Pero las épocas doradas de la industria cárnica local parece haber quedado lejos luego de reiteradas crisis del campo y el proceso de extranjerización del  mercado frigorífico a lo largo de los últimos años. No sólo es: ahora, además podría enfrentar una situación “difícil de tragar”: a medida que más cortes son exportados a China, los argentinos en sus casan  comen cada vez más productos de carne de vaca proveniente de Brasil. Sobre todo, hamburguesas.

 

 Un tercio de las hamburguesas Paty, que representan más de la mitad de las ventas locales, ahora se hacen con carne que llega de las plantas de Marfrig de Brasil

En San Jorge, un pequeño pueblo de la provincia argentina de Santa Fe, una planta que ahora opera el gigante brasileño Marfrig Global Foods. Allí se  procesan 30 camiones de carne de vaca brasileña al mes, unas 750 toneladas, para producir hamburguesas y salchichas para el consumo doméstico.

Esto no es ninguna sorpresa para Marfrig, empresa que completó la adquisición de Quickfood en Argentina a fines de 2018, con el plan de exportar más carne argentina y aprovechar la creciente demanda china y la devaluación que los envíos desde Argentina sean más competitivos.

Quickfood volvió a pasar a manos de Marfrig a fines del año pasado

Quickfood volvió a pasar a manos de Marfrig a fines del año pasado

La brecha generada por el impulso de la exportación se está llenando con cortes más baratos de las plantas que no están autorizadas para exportar a China y otros destinos importantes. Ese es el caso de algunas de las plantas de Marfrig en Brasil, que ahora transportan suministros a San Jorge.

Como resultado, un tercio de las populares hamburguesas de Quickfood, Paty, que representan más de la mitad de las ventas locales, ahora se hacen con carne que llega de las plantas de Marfrig de Brasil. Ese porcentaje  va a subir, según Gustavo Kahl, director ejecutivo de la unidad.

“Estamos agregando valor a la carne brasileña mientras obtenemos mejores precios para la carne fresca argentina”, dijo Kahl. La compra de Quickfood aumentó la capacidad de Marfrig para administrar los suministros en América del Sur y puede generar márgenes significativamente más altos, dijo.

Paty tiene el 50% del share del segmento en la Argentina

Paty tiene el 50% del share del segmento en la Argentina

La venta de Quickfood

En diciembre del año pasado, Quickfood –dueño de marcas emblemáticas locales como Paty y Viennisima– se vendido por el holding brasileño BRF en USD 60 millones. El comprador fue Marfrig, también de Brasil.

 Estamos agregando valor a la carne brasileña mientras obtenemos mejores precios para la carne fresca argentina (Kahl)

Marfring había vendido Quickfood a BRF en 2012. O sea, la empresa que nació en la Argentina en 1960 y creó la tradicional marca de hamburguesas, volvió a manos del primer frigorífico regional que la compró, en 2007.

La compañía tiene plantas en San Jorge, Arroyo Seco y Baradero. La unidad de San Jorge faena 620 cabezas de ganado por día y procesa más de 6.000 toneladas mensuales de productos: hamburguesas, salchichas, fiambres y vegetales congelados bajo las marcas Paty, Vienissima, GoodMark, PatyViena y Green Life.

Fuente: Bloomberg

Fuente:

Publicidad