5 de abril de 2019 03:09 AM
Imprimir

La guerra comercial complica exportación de soja

El USDA advierte que “las exportaciones de soja estadounidense a China continúan registrando dificultades”

La demanda mundial de poroto de soja prevista para el ciclo 2019/20 no lograría superar aún los niveles registrados en 2017/18 debido al impacto de la “guerra comercial” entre EE.UU. y China.

“Las importaciones chinas de soja en el ciclo 2019/20 se proyectan 91,5 millones de toneladas, una cifra superior a los 88 millones previstos para 2018/19, pero menor a los 94,1 millones de la campaña 2017/18”, indicó un informe del USDA sobre la situación del mercado oleaginoso chino.

Si bien parte de la caída es atribuida al impacto de la extensión de la fiebre porcina africana en la nación asiática –que provocó una reducción de la producción de carne porcina–, el factor central que impulsó tal fenómeno es la “guerra comercial” emprendida el año pasado entre EE.UU. y China (cuya resolución final sigue pendiente).

“Las compras de soja estadounidense por parte de China (que se habían interrumpido en julio de 2018) se reiniciaron en diciembre del año pasado en el marco de adquisiciones realizadas fundamentalmente por compañías estatales chinas”, explicó el USDA.

“A fines de febrero el gobierno chino comunicó intenciones de comprar otros 10 millones de toneladas de soja de EE.UU. adicionales a las 10 millones importadas entre diciembre y febrero”, añadió. Sin embargo, el informe remarca que “las exportaciones de soja estadounidense a China continúan registrando dificultades, según fuentes de la industria”.

“China continúa diversificando su matriz comercial de proveedores de poroto de soja. La inclusión de Etiopía a la lista de naciones habilitadas para exportar el poroto a China eleva la cifra total a nueve, incluyendo a la Argentina, Uruguay, Brasil, EE.UU., Canadá, Rusia, Ucrania y Kazajistán”, apuntó el informe.

En cuanto a las importaciones de harinas proteicas, en 2019/20 el USDA prevé que serían de 3 millones de toneladas versus 2,90 millones en 2018/19.

A comienzos del presente año el gobierno chino eliminó los aranceles de importación para las tortas y harinas de girasol, colza, algodón, maní, lino y palma (los cuales tributaban anteriormente un arancel de 5%). No se incluyó en esa medida a la harina de soja (cuya importación se encuentra vedada para promover el procesamiento local de esa oleaginosa).

Fuente:

Publicidad