5 de abril de 2019 10:16 AM
Imprimir

Colombia : PLAN PARA LA MITIGACIÓN DE RIESGOS EN EL AGRO

CompartiremailFacebookTwitterNuestros productores agropecuarios se enfrentan permanentemente a todo tipo de riesgos: climáticos, fitosanitarios, financieros y de mercado. Debido a ello, históricamente el eslabón productivo ha enfrentado múltiples barreras para acceder a financiamiento formal, como lo refleja un acceso de la población a créditos de fomento menor al 30%. Conscientes de esta realidad desde el Ministerio […]

Nuestros productores agropecuarios se enfrentan permanentemente a todo tipo de riesgos: climáticos, fitosanitarios, financieros y de mercado. Debido a ello, históricamente el eslabón productivo ha enfrentado múltiples barreras para acceder a financiamiento formal, como lo refleja un acceso de la población a créditos de fomento menor al 30%.

Conscientes de esta realidad desde el Ministerio de Agricultura hemos diseñado una estrategia integral para la mitigación de riesgos en el sector agropecuario a través de la cual pondremos al servicio de nuestros productores, instrumentos adecuados a sus necesidades, y orientados al emprendimiento y la equidad del campo colombiano. Solamente con un campo rentable, productivo y competitivo lograremos brindar oportunidades para el crecimiento del sector.

Las intervenciones diferenciadas estarán enfocadas a atender las necesidades de dos grandes grupos de productores. Un primer segmento para aquellos emprendedores del campo que ven en el sector oportunidades para su crecimiento, pero que han sido objeto de exclusión social y financiera. Junto a ellos se encuentran los pequeños y medianos productores a quienes cualquier eventualidad les puede ocasionar un retroceso en su proceso de superación de la pobreza y condiciones de vulnerabilidad.

Nuestro segundo grupo está conformado por aquellos productores con una posición afianzada en el sector y a quienes definitivamente debemos apoyar para que continúen generando oportunidades de empleo y crecimiento en el campo. Para ellos, además de los instrumentos tradicionales de financiamiento, le estamos apostando a la profundización del mercado de capitales, así como a esquemas de encadenamiento vertical y horizontal.

Para nuestros microempresarios del campo, los pequeños y medianos productores emergentes, hemos puesto en marcha una estrategia orientada a apoyar su crecimiento empresarial por la vía de la educación financiera, la capacitación técnica empresarial, el acceso al financiamiento y el acompañamiento y seguimiento. Dado que se trata de una población que debe desarrollarse en materia financiera, les brindaremos oportunidades para que también utilicen el ahorro como medio para financiar sus proyectos, dado que actualmente solo 5,2% de las cuentas de ahorro se encuentran en zonas rurales.

Haciendo énfasis en mecanismos para la transferencia de riesgos, estamos diseñando instrumentos de fácil acceso para esta población, como los microseguros, el seguro de ingreso, catastrófico o colectivo. Estamos empeñados en que los productores del campo se concentren en la producción, sin temor a que los choques externos les afecten su actividad. Por este motivo hemos destinado el presupuesto más alto de la historia al Plan Anual de Gestión de Riesgos: $80.800 millones.

Adicionalmente al ahorro, la inclusión financiera será fundamental. En la actualidad hay una gran brecha en este indicador entre ciudades y zonas rural disperso (87,2 vs 54,7). Por este motivo el microcrédito, el crédito de fomento y el Fondo Agropecuario de Garantías tendrán un rol primordial para recortar esta brecha. Por último, le apuntaremos a fomentar procesos de asociatividad no solamente entre los pequeños, sino de ellos con medianos y grandes productores, así como con la industria. Así, fomentaremos la constitución de alianzas que garanticen una verdadera transformación del campo. Un ejemplo es la meta de tener 300.000 productores vinculados al esquema de agricultura por contrato durante el cuatrienio.

Fuente:

Publicidad