7 de abril de 2019 10:57 AM
Imprimir

Una estancia produce carne de búfalos en el oeste santiagueño y prevé exportar a China

La firma coloca toda su producción en el mercado interno. La carne es distinta a la de vaca y más parecida a la de pollo.

Un emprendimiento dedicado a la producción de búfalos para carne, radicado en Lavalle en la zona oeste de Santiago del Estero, comenzó a comercializar su producción en el mercado de provincias vecinas, pero su propietario empezó las gestiones para exportar la carne de estos animales a China, situación que se podría definir a futuro.

Se trata del establecimiento Las Flores, de estancias Grimaldi SA y del ganadero José María Roca, también directivo del frigorífico cordobés Logros. El productor señaló que la iniciativa para la producción de búfalos, arrancó en el año 2002, con 14 animales y, según cuenta ‘con resultados muy buenos en todos estos años’.

‘Hacemos búfalos de carne, porque hay 3 razas de este animal: la Mediterránea, la Murrah y la Jafarabadi. Las más fuertes son las dos primeras que es lo que más tenemos en el campo de Santiago. Las criamos en Lavalle y las llevamos a faenar a Córdoba. Nuestra planta está habilitada para faena de bubalinos y somos los únicos habilitados a nivel nacional para exportar bubalinos a Chile’, señaló.

Agregó que ‘el proyecto de estancia Las Flores arrancó en el año 2000. En el 2002 metimos 14 bufalas y un padrillo. Después fuimos incorporando más y ahora estamos en 1.100 cabezas, tenemos 300 de invernada que compramos hace 20 días y el proyecto es producir cortes finos como lomo, bife ancho, bife angosto, todo lo que es para milanesas. Se trata de una carne muy tierna y sin grasas, más comparable a la de pollo que a la de vaca’.

Roca comentó que la producción actual se ubica ‘en una jaula mensual y lo comercializamos en el mercado interno. Hicimos todo un trabajo con restaurantes de primera línea y logramos una producción importante de hamburguesas porque la carne de búfalo se diferencia de la bovina por lo magra, no tiene grasa y al no tenerla la cocción es diferente, por eso se comercializa como una especialidad, como algo diferente’.

Con la experiencia que posee a través del frigorífico Logros que desde el 2011 exporta cortes bovinos a China, ahora se comenzó a apuntar a la introducción de la carne bubalina en ese destino. Pero, ‘para poder exportar hay que tener volumen, sino no se puede asegurar continuidad y hoy estamos haciendo un trabajo para que sean animales terminados de la mejor forma posible’.

Roca destacó las bondades de la raza para su adaptación en Santiago. Tanto por la terneza de su carne, su longevidad, su adaptabilidad a la comida ‘como si fuera una cabra’ y la resistencia que tiene a condiciones de clima extremo como la sequía.

‘El búfalo vive 25 años, produce 16 crías en su ciclo de vida y es totalmente diferente al bovino. Es más rendidor, el destete de un búfalo macho está arriba de los 200 kilogramos y también la hembra, dependiendo de su alimentación, pero en el año se logran 450 kilogramos que es el peso de faena. Es una raza adaptable a Santiago por sus tipos de campo y su aptitud’, indicó. Agregó que ‘la mejor experiencia en Santiago fueron dos años de sequías en los que tuvimos que sacar los bovinos y lo único que quedaron fueron los búfalos’.

Fuente:

Publicidad