8 de abril de 2019 08:01 AM
Imprimir

Desarrollan nuevo método para detectar compuestos perjudiciales en alimentos

CompartiremailFacebookTwitterUn grupo de investigadores de la Universidad Rey Juan Carlos (URJC) ha desarrollado una nueva metodología analítica avanzada, usando sílices mesoestructuradas, para detectar en los alimentos que ingerimos compuestos perjudiciales -fármacos, hormonas, pesticidas- e incluso sustancias beneficiosas para la salud. Desde el grupo de Química Analítica Aplicada al medio ambiente, a los alimentos y fármacos […]

Un grupo de investigadores de la Universidad Rey Juan Carlos (URJC) ha desarrollado una nueva metodología analítica avanzada, usando sílices mesoestructuradas, para detectar en los alimentos que ingerimos compuestos perjudiciales -fármacos, hormonas, pesticidas- e incluso sustancias beneficiosas para la salud.

Desde el grupo de Química Analítica Aplicada al medio ambiente, a los alimentos y fármacos de la URJC son conscientes de que la calidad y seguridad alimentaria constituye, hoy en día, “una de las principales preocupaciones dentro del ámbito alimentario”, según ha destacado la universidad en una nota.

La tendencia actual se encamina hacia el desarrollo de nuevos materiales que, combinado con potentes técnicas instrumentales de análisis rápidas, sensibles y selectivas, da lugar a metodologías más eficaces y respetuosas con el medio ambiente como la que los investigadores están empleando.

Tras cuatro años de trabajo, dentro del proyecto AVANSECAL-CM, este grupo de investigadores ha demostrado que el uso de sílices mesoestructuradas permite detectar y controlar la presencia de compuestos perjudiciales en aguas y alimentos como leches y carnes.

“Gracias a la aplicación de estos nuevos materiales también ha sido posible determinar importantes sustancias bioactivas beneficiosas para nuestro organismo, como compuestos fenólicos en frutas y frutos silvestres, zumos a base de frutas o verduras, entre otros”, señala la catedrática de la URJC, Isabel Sierra Alonso.

Sierra Alonso explica que “existen numerosas evidencias científicas” que asocian el consumo de alimentos ricos en compuestos fenólicos con una serie de efectos beneficiosos sobre la salud que permiten “reducir el riesgo de padecer enfermedades crónicas -como el cáncer o la diabetes- neurodegenerativas y cardiovasculares.

“Los resultados obtenidos con las sílices mesoestructuradas preparadas y evaluadas por los investigadores de la URJC permitirán mejorar los resultados obtenidos con otros materiales comerciales que se están utilizando actualmente en los laboratorios de análisis”, añade la catedrática.

Fruto de las investigaciones de estos últimos cuatro años dentro del proyecto AVANSECAL-CM se han publicado 17 artículos científicos en revistas incluidas en el ‘Journal Citation Reports’, incluyendo dos revisiones en las prestigiosas revistas ‘Trends in Food Science and Technology’ y ‘Trends in Analytical Chemistry’.

Fuente:

Publicidad