29 de noviembre de 2009 17:34 PM
Imprimir

Bolivia  –   El agro pide reglamentar la Ley de Biodiésel

Después de cuatro años de ser promulgada la Ley 3207 de Biodiésel (22 de septiembre de 2005) los agropecuarios aun continúan en espera de la aprobación del reglamento que permita la elaboración de biocombustible en el país a partir productos no alimenticios.

La Asociación de Productores de Oleaginosas y Trigo aseguran que con el biodiésel se evitarían los problemas de abastecimiento de combustibles en épocas de siembra o cosecha, además se ahorraría los gastos de importación de este carburante.
“El sector oleaginoso y triguero es el más interesado en que se trabaje más sobre el tema de los biocombustibles, para que se pueda incursionar en una verdadera producción de biodiésel”, afirmó el presidente de la Asociación de Productores de Oleaginosas y Trigo (Anapo), Demetrio Pérez.

Aproximadamente el 50% del diesel que se consume en Bolivia es importado, con la elaboración de biocombustible el país dejaría de depender de la importación de este producto estratégico.

Con este fin, el Ingenio Guabirá y Anapo, contrataron en forma conjunta un experto, el Dr. Miguel Dabdoub, quien junto a congresistas de nuestro país, prepararon el borrador de la Ley que permita abrir el camino para la utilización del biocombustible en base a aceites vegetales.

Para una primera fase y entendiendo las políticas del Gobierno central, de no utilizar productos alimenticios para la producción de biodiésel, la Prefectura y el Ciat, tienen programas de producción de biodiésel en base a cultivos no alimenticios como el macororó, el piñón y las palmeras.

Según la Ley 3207, se  puede producir el biodiésel, pero no venderlo ni comercializarlo. Algunas iniciativas privadas han demostrado al país que se puede producir combustible sin alterar la seguridad alimentaria. Es decir que en el caso de utilizar el girasol para producir biodiésel, se tiene que recordar que el 95% de lo que se produce, se exporta en aceite y sólo se consume el 5% a nivel nacional, por lo que la utilización de dicho aceite exportable, se la puede trasladar a la producción de biodiésel.

Los productores consideran que las autoridades departamentales y nacionales tienen la tarea de poder encausar, fomentar y promover de una vez por todas, la reglamentación para producir biodiésel, puesto que aparte de atender las necesidades del agro en cuanto abastecimiento, también beneficiaría a los pequeños productores que cultiven la materia prima generando mayor empleo y ampliando las hectáreas de cultivo.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *