12 de abril de 2019 15:26 PM
Imprimir

Malestar por cambios en la fórmula del precio del bioetanol de caña

Los referentes del sector azucareros expresaron su molestia por “el nuevo cambio en la fórmula del precio del bioetanol de caña”, señalaron.
Desde el Centro Azucarero Argentino, sus integrantes manifestaron su  “profundo malestar” por “el nuevo  cambio en la fórmula del precio de  bioetanol de caña de azúcar”, que fue  dispuesto por la Secretaría de Energía de Nación. 
 
“EL CAMBIO FAVORECE A  OTROS ESLABONES DE LA  CADENA PRODUCTIVA”
Al profundizar sobre este tema, el  actual presidente del Centro Azucarero, Hernán Maurette, aseguró que  esta nueva disposición surgida desde  la Secretaría de Energía de la Nación  “favorece a otros eslabones de la cadena productiva”.
En este contexto, el referente de este importante sector productivo de la  región, advirtió sobre “el riesgo de  volver a hipotecar el futuro”.
 
“EL CAMBIO DIO LUGAR AL VALOR DE $22,73 POR LITRO”
El principal representante del Centro Azucarero Argentino indicó que  ante esta modificación, esta entidad  resolvió expresar “profundo malestar” por considerar que el nuevo  cambio en la formulación del precio  para el bioetanol de caña de azúcar  dispuesto por la Secretaría de Energía no beneficia al sector.
Expresó Maurette que la cuestionada modificación “dio lugar al valor  de $22,73 $ / litro, establecido en la  resolución 24/19 publicada en la edición de hoy (miércoles 10 de abril de  2019) en el Boletín Oficial”, explicó.
 
“ES LA TERCERA VEZ QUE  EL GOBIERNO MODIFICA LA  FÓRMULA DEL PRECIO”
Más adelante, el presidente del  Centro Azucarero Argentino, Hernán Maurette, señaló que “es la tercera vez que el Gobierno Nacional  modifica la fórmula del precio” y  opinó que “si bien es cierto que es  una facultad que posee el Gobierno  Nacional, no es racional que una  misma administración cambie tantas  veces la fórmula como secretarios de  Energía ha tenido”, cuestionó enfáticamente.El referente de la CAA advirtió que  “este constante manoseo normativo  produce una inseguridad jurídica que  solo favorece a la arbitrariedad de la  administración y, en última instancia, a otros eslabones de la cadena  productiva”, afirmó.
Maurette apuntó que “el problema  no es con el precio de los combustibles sino con la inflación” y consideró que “negarlo puede tener consecuencias nefastas para la actividad”.  “El Gobierno lo sabe bien, porque  heredó un sistema energético descapitalizado y desfinanciado por una  política tarifaria populista que está  costando mucho resolver. No sea cosa que volvamos a hipotecar el futuro”, expuso.
Fuente:

Publicidad