17 de abril de 2019 10:29 AM
Imprimir

Senacsa considera que se deben duplicar controles

Paraguay : Actualmente, los precios de la carne paraguaya se nivelaron con los de la carne bovina brasileña

En los últimos tiempos se han intensificado las acciones para mitigar el contrabando de carne. Sin embargo, se debe seguir insistiendo en el trabajo entre las instituciones del Estado vinculadas al tema y duplicar los niveles de controles en las fronteras, principalmente con el Brasil, manifestó José Carlos Martin Camperchioli, presidente del Servicio Nacional de Calidad y Salud Animal (Senacsa).

Se están incautando productos de contrabando, pero no se está abarcando todo el producto que ingresa. El contrabando de carne es un flagelo y se están realizando las acciones para poder mitigarlo.

No obstante, se hace muy difícil controlarlo 100% porque hay unos 1.000 kilómetros de frontera seca con el Brasil, expresó el titular del servicio veterinario oficial. Esto teniendo en cuenta la denuncia de la Asociación de Faenadores de Ganado Vacuno de Ciudad de Este sobre el masivo ingreso ilegal de carne brasileña al Paraguay, que perjudica al gremio.

Manifestó que se está tomando con toda la seriedad el caso y se están ejerciendo las acciones interinstitucionales para que los controles en las fronteras sean más estrictos. Informó que en la próxima semana se realizará una importante reunión para determinar nuevas acciones y se tiene previsto trabajar con los municipios de zonas fronterizas como Ciudad del Este y Pedro Juan Caballero para aumentar controles.

IMPORTACIONES

De acuerdo a los datos del Senacsa, el volumen de importación de carne sufrió una drástica caída del 94% en el primer bimestre del año. Ente enero y febrero de este año se importaron 121 toneladas de la proteína roja desde el Brasil por un valor de 178.810 dólares; mientras que en el mismo período del año pasado habían ingresado 2.013 toneladas por un valor de 4.520.266 dólares.

Las importaciones disminuyeron porque hoy en día los controles son mucho más estrictos y es más difícil el proceso de obtención de la licencia para la importación. Además, los precios de la carne se nivelaron con los del Brasil, explicó José Carlos Martin Camperchioli. El año pasado la carne brasileña llegó a estar 35% más barata que la proteína roja local.

El titular del Senacsa destacó que se está transparentando la cadena de carne, aumentaron los controles y se están mostrando todos los números de faena y producción de carne a nivel interno.

Info 1
Info 1
Fuente:

Publicidad