17 de abril de 2019 11:15 AM
Imprimir

Qué son los alimentos procesados y por qué son necesarios

El procesamiento de los alimentos puede afectar la calidad nutritiva de dos maneras: puede mejorarla, por ejemplo, añadiendo componentes que no estaban presentes, como la vitamina D, o reduciendo la grasa, sal o azúcar.

¿A qué llamamos alimentos procesados? La legislación define la transformación de alimentos como cualquier acción que altera sustancialmente el producto inicial, incluido el tratamiento térmico, el ahumado, el curado, la maduración, el secado, el marinado, la extracción, la extrusión o una combinación de estos.

¿Qué alimentos serían procesasos? Los productos que se consideran transformadoso procesados son aquellos obtenidos de la transformación de los alimentos sin procesar (entre los que se incluyen aquellos que hayan podido ser sometidos a operaciones como la congelación, picado, rebanado, molido, etc.). Para su elaboración final pueden incluirse ingredientes adicionales que sean necesarios para su correcta elaboración o para conferirles las características específicas que los diferencian de los demás.

¿Son peligrosos los alimentos procesados?

“Por ejemplo, una pieza de pescado que haya sido sometida a limpieza, corte, y congelado no se consideraría un alimento transformado según la legislación”, afirma la profesora Olga Martín Belloso, catedrática de Tecnología de los Alimentos de la Universidad de Lleida y experta de InfoAlimenta.

La transformación de los alimentos facilita la prolongación de su vida útil y su conservación, lo que permite disminuir en gran medida el desperdicio alimentario. A esto hay que añadir que, sin los alimentos transformados, tan solo podríamos consumir productos de temporada, lo que, hablando en términos globales, no sería suficiente para satisfacer las necesidades alimenticias de toda la población mundial.

alimentos procesados

Ampliar

Los alimentos procesados tienen también sus ventajas. Alimenta

Ventajas de los alimentos procesados

“Con la transformación y el sometimiento a distintos procesos tecnológicos se facilita la digestibilidad de ciertos nutrientes que, de otro modo, o no se absorberían bien, o directamente no se absorberían. Las rigurosas normas de higiene y seguridad en la industria alimentaria garantizan que estos alimentos gocen de una alta calidad en todos los sentidos (nutricional y de seguridad alimentaria)”, añade.

Los alimentos procesados sí son necesarios

Como el caso de algunos cultivos de cereales, por ejemplo el trigo y el maíz, no son comestibles en su estado natural. Las técnicas de procesamiento, como moler y triturar, los convierten en harina, después de lo que se pueden convertir en pan, cereales, pasta u otro producto comestible a base de granos.

Además el procesamiento de los alimentos puede afectar la calidad nutritiva de los alimentos de dos maneras: puede mejorarla, por ejemplo, añadiendo componentes que no estaban presentes, como la vitamina D, o reduciendo la grasa, sal o azúcar.

Fuente:

Publicidad