17 de abril de 2019 14:40 PM
Imprimir

Aunque subió más que la carne vacuna, el pollo vive un boom de producción y consumo

CompartiremailFacebookTwitterEl sector avícola en el primer bimestre presenta una fuerte suba en los indicadores de producción y faena, luego de haber tenido una leve caída en 2018. La producción de carne aviar trepó a las 349 mil toneladas en lo que va del año y exhibió una fuerte suba del 13,3% frente a las 308 […]

El sector avícola en el primer bimestre presenta una fuerte suba en los indicadores de producción y faena, luego de haber tenido una leve caída en 2018. La producción de carne aviar trepó a las 349 mil toneladas en lo que va del año y exhibió una fuerte suba del 13,3% frente a las 308 mil toneladas del año pasado. De esta forma, la producción crecería en 2019, aunque por debajo del máximo de producción de 2017, destaca un informe de IES Consultores.

Asimismo, en el primer bimestre de 2019 se faenó un total de 122,3 miles de cabezas, un 12,5% por encima de las 108,8 miles de cabezas de igual período de 2018. Se advirtió una recuperación en la producción a partir del mes de agosto del año pasado, luego de haber transitado un primer semestre fuertemente contractivo.

El consumo de carne aviar en 2018 alcanzó las 1882 miles de toneladas, siendo un 1,6% inferior respecto de las 1913 miles de toneladas del año 2017. Vale recordar que el récord de consumo fue en el año 2015, con 1922 miles de toneladas, y un crecimiento del 14% con respecto a 2014. El inicio de 2019 muestra un fuerte crecimiento en el consumo de carne aviar al alcanzar las 317 mil toneladas, con una suba del 13,4% con respecto a igual período de 2018. A pesar del fuerte incremento en los precios al consumidor, del deterioro de los salarios de las familias, y de la depreciación del tipo de cambio que impactó en los costos de los productores, el consumo aumentó.

El consumo per cápita, en lo que va del año, alcanzó los 44,2 kg/cápita y mostró una importante suba del 12,7% frente a los 39,3 kg/cápita del año pasado. De igual manera, se encuentra en valores elevados en términos históricos, ya que si se compara con el consumo per cápita del año 2007 (28,9 kg/cápita), se observa una fuerte y constante suba del consumo en los últimos diez años.

En el primer bimestre de 2019, tanto los precios mayoristas como minoristas de pollo registraron aumentos significativamente por encima del nivel general de precios con relación a igual período del año pasado.

El precio minorista del kilo de pollo subió 62,9% interanual, frente al 50,3% del IPC nacional del nivel general de precios. El precio del pollo muestra un crecimiento superior con relación a otras carnes, como en el caso de la carne vacuna, que se incrementó un 48,3%, y de la porcina (competidor más directo), que lo hizo en 34,7%.

Fuente:

Publicidad