20 de abril de 2019 16:45 PM
Imprimir

Agricultores de EEUU padecen guerra comercial y pasarán cuenta a Trump en votos

CompartiremailFacebookTwitterHAY impaciencia entre los agricultores de Estados Unidos porque se concrete el acuerdo comercial entre su país y China, el mismo que estaría listo a fines de marzo, como se pronosticaba cuando se extendió la tregua, pero que hasta el día de hoy no se finiquita. Más allá de la firma del pacto, lo que […]

HAY impaciencia entre los agricultores de Estados Unidos porque se concrete el acuerdo comercial entre su país y China, el mismo que estaría listo a fines de marzo, como se pronosticaba cuando se extendió la tregua, pero que hasta el día de hoy no se finiquita. Más allá de la firma del pacto, lo que a ellos más les interesa es conocer su contenido, debido a que crecen las sospechas de que se mantendrían algunos aranceles entre ambas naciones, siendo ellos uno de los posibles perjudicados.

Después de todo, “la administración de Trump está escogiendo ganadores y perdedores en la guerra comercial”, asegura a PULSO Patrick Shea, experto en economía política internacional de la Universidad de Houston. En ese marco, detalla que “el proteccionismo beneficia principalmente a las empresas manufactureras, mientras que la represalia de China se centró en los agricultores ubicados en áreas que apoyarían a Trump, especialmente a los agricultores de soja”.

Heridos de guerra

En efecto, dicho sector es uno de los que padece el conflicto. De acuerdo con el Departamento de Agricultura de EEUU, las exportaciones de soja del país alcanzaron un récord de 58,96 millones de toneladas métricas en la temporada 2016-2017, nivel que ha perdido en medio del conflicto y que según el organismo de gobierno no recuperaría hasta la temporada 2026-2027, mientras los competidores sudamericanos, como Brasil y Argentina, ganan participación del gigante asiático.

El sector vitivinícola también ha salido mal herido. Si en 2016 y 2017 las exportaciones a China rondaron los US$80 millones de dólares, el año pasado cedieron hasta US$59 millones y las cosas lucen peor para el presente ejercicio. Así lo ejemplifica la viña estadounidense Wente Vineyards que mantiene en sus bodegas 5.000 cajas de vino que estaban destinadas a China.

“Sentiremos el impacto de esto”, indicó a NBC News Michael Parr, vicepresidente internacional de la mencionada viña, subrayando que “China es un mercado extremadamente importante para nosotros, tanto por las inversiones que hemos realizado como por lo que esperamos hacer”.

Se suman a la lista de exportadores del agro dañados por la confrontación entre las dos potencias económicas, los productores de bourbon en Kentucky y los de whisky en Illinois. “Nuestros productos son sustituibles”, sostuvo Paul Hletko, fundador de Few Spirits hace ocho años. “Puede que te guste el bourbon más que el whisky irlandés, pero cuando el bourbon es 20% más caro que el whisky irlandés, tal vez te guste más el whisky irlandés”, destacó.

Vuelta de mano

Si los peores pronósticos del agro se cumplen, es decir, que se mantengan en parte o todos los aranceles que los afectan incluso después de un acuerdo comercial, las heridas seguirán abiertas por lo bajo hasta 2020. Ahí es donde se complica el panorama para Donald Trump, que el próximo año enfrenta el desafío de la reelección presidencial y podría en ese contexto recibir la represalia de los votantes afectados por conflicto que propicio con los chinos.

Si bien el mandatario ha intentado aliviar la carga con subsidios, Lynn Rohrscheib, presidenta de la Asociación de soja de Illinois, ha sostenido que las medidas tomadas no alcanzan a reparar el daño. “La mayoría de los agricultores simplemente no queremos esa ayuda, lo que nos interesa es poder hacer crecer nuestros cultivos y recibir un precio justo por eso”, indicó en entrevista con Bloomberg.

En ese marco, Chris Jackson, vicepresidente de Ipsos Public Affairs, asegura que si bien “la retórica de Donald Trump contra el libre comercio fue una de sus primeras líneas de aplausos en 2016, la guerra comercial con China que lanzó su gobierno ha afectado a muchos de los mismos agricultores y obreros que lo eligieron para el cargo”.

Fuente:

Publicidad