23 de abril de 2019 00:19 AM
Imprimir

La evolución de la PPA en China podría llevar a una bajada del 4% en la producción mundial de carne de cerdo

China, el principal productor de carne de cerdo a nivel mundial, podría bajar un 10% su producción en 2019 respecto a 2018

El último informe global de perspectivas del USDA anticipa que la producción mundial de carne de cerdo caerá un 4% en 2019. La caída se debe principalmente a una reducción del 10% en la producción china debido a la peste porcina africana (PPA). Los brotes han dado lugar a una disminución en el ganado reproductor, lo que inevitablemente lleva a una contracción en la producción de carne de cerdo.

Las últimas cifras contrastan con las previsiones de octubre, que aún anticipaban un aumento del 1% en la producción china. Esto destaca cómo la situación de la PPA se ha intensificado en los últimos meses. No obstante, el descenso aún se encuentra en el extremo inferior de las estimaciones recientes realizadas por otros analistas. En un informe reciente, Rabobank sugirió que la producción china podría caer entre un 25 y un 30%.

Ante esta bajada productiva, la atención se está dirigiendo a otra parte para satisfacer la creciente demanda. Excluyendo a China, se proyecta que la producción aumentará moderadamente, impulsada por Estados Unidos y Brasil. Se espera que las importaciones chinas aumenten en un 41%, aumentando las exportaciones mundiales de carne de cerdo en un 8%.

La UE, en particular, parece beneficiarse de la creciente demanda de China, y se estima que las exportaciones aumentarán en un 11%. El fortalecimiento del mercado de exportación puede animar a los productores a expandir sus cabañas ganaderas nuevamente a finales de este año.

También se espera que las exportaciones estadounidenses se beneficien. Las ventas de exportación a China ya están aumentando a pesar de los aranceles de represalia existentes. Si bien estos aranceles siguen siendo un elemento disuasivo, la carne de cerdo de los Estados Unidos puede beneficiarse indirectamente de los cambios en los flujos comerciales.

También se prevé una fuerte demanda de Japón. Las reducciones arancelarias de la carne roja como parte de los nuevos acuerdos de libre comercio estimularán la demanda de carne de cerdo de la UE y Canadá. Sin embargo, es probable que las exportaciones a Corea se reduzcan debido al aumento de la producción nacional y los altos niveles de almacenamiento.

Fuente:

Publicidad