23 de abril de 2019 01:05 AM
Imprimir

Aprenda sobre un tipo de estomatitis: la estomatitis papular bovina

Este tipo de estomatitis es una enfermedad viral de los teneros que se caracteriza por pápulas en el hocico, el interior de los orificios nasales y la cavidad oral. Aunque no es tan importante, puede provocar una enfermedad leve y servir como puerta de entrada para infecciones secundarias

El médico veterinario zootecnista Filemón Leonel Cruz Ceballos, de la Universidad Nacional Autónoma de México, sostuvo que la enfermedad también debe ser estudiada porque se puede confundir con otras virosis erosivas y vesiculares del tracto alimentario del ganado.

 

Se produce por el virus DNA parapoxvirus, que se caracteriza por su alta resistencia y por ser el causante de muchas características del grupo pox.

La patología se produce en animales jóvenes entre las 2 semanas y los 2 años de vida y puede causar anorexia pasajera, pérdida de peso, pitalismo y fiebre ligera. Las lesiones comienzan como pequeñas pápulas que se vuelven de color rojo oscuro y de superficie rugosa, que aparecen en toda la superficie de la mucosa oral excepto en el dorso de la lengua.

 

Para detectarlas, se requiere efectuar un examen detenido y una palpación suave de las lesiones planas para comprobar que no hay depresión y que la mucosa está intacta. El experto señaló que este reconocimiento es difícil en los animales vivos porque se resisten a la exploración de la boca.

 

Las lesiones tienen un centro necrótico que finalmente se desprende, dejando una zona ulcerosa. La enfermedad se presenta en terneros o bovinos jóvenes, y se extiende rápidamente entre grupos.

 

Algunas veces se observa acompañada de signos de falsa viruela en pezones de vacas lecheras, así como se le ha atribuido una dermatitis necrótica en la cola del ganado vacuno que se conoce con el síndrome de cola de rata, y cuyo extremo pierden. En casos graves hay salivación excesiva y exudado costroso alrededor de las fosas nasales.

 

Para confirmarla, además de observar las pápulas, se puede recortar una muestra que se somete al microscopio electrónico directo. Aunque se transmite entre novillos y crías que maman, hay una probabilidad de que el virus se transmita por medio de los utensilios.

 

Según el MVZ, no se establece tratamiento porque la enfermedad generalmente es de curación espontánea. Si se descubre a tiempo, puede prevenirse la transmisión mediante aislamiento e higiene.

 

Advirtió que puede ocurrir una eventual transmisión a los seres humanos, por lo cual el ganadero o el operario deben evitar el contacto con los terneros enfermos, sobre todo si se presentan erosiones o heridas de la piel expuestas.

 

En Colombia, según Agrosavia, se detectó un caso donde se hicieron estudios clínicos y se describieron los síntomas observados. A partir de tejidos y secreciones de los animales enfermos se hicieron estudios macroscópicos, microscópicos y virológicos, se describen los resultados de cada uno de estos estudios. Las lesiones microscópicas características y la presencia de corpúsculos de inclusión permitieron realizar el diagnóstico de la enfermedad en Colombia.

Fuente:

Publicidad