23 de abril de 2019 06:27 AM
Imprimir

Bühler ve recompensada su contribución a la seguridad alimentaria y el reciclado con un Queen’s Award

La tecnología de visión desarollada por Bühler para las cámaras empleadas en sus equipos de clasificación han ayudado a los fabricantes de frutos secos a optimizar la seguridad alimentaria en sus procesos de producción, gracias a su alta capacidad de detección de contaminantes o materiales extraños. Esta labor innovadora le ha valido a la compañía ser distinguida este año con el Queen's Award for Enterprise, galardón que han logrado en siete ocasiones desde 1968

Por séptima ocasión en su historia, Bühler UK Ltd  ha sido distinguida con el Queen’s Award for Enterprise, el mayor reconocimiento del Reino Unido para las empresas británicas que se han destacado en los campos del comercio internacional, la innovación o el desarrollo sostenible. Este año, la compañía se ha hecho acreedora de este galardón, por su investigación pionera en tecnología de visión en la cámara utilizada en sus máquinas de clasificación, que ha contribuido a incrementar la seguridad alimentaria en productos como los frutos secos y los vegetales congelados, al tiempo que ayuda a aumentar la tasa de reciclaje de plásticos.

En palabras de Matthew Kelly, director de Tecnologías Digitales en Bühler Group, “estamos absolutamente encantados de recibir este séptimo Queen’s Award. La innovación está en el corazón de nuestro negocio y es estupendo ver que otro producto de vanguardia tiene un gran impacto en el mercado; sobre la seguridad alimentaria, la calidad de la comida y, por supuesto, la generación de éxito comercial para nuestros clientes”.

Uno de los criterios que se tienen en cuenta para otorgar un Queen’s Award es que la tecnología, además de innovadora, sea escalable, comercialmente viable y haber proporcionado una mejora sustancial de un proceso comercial

Esta tecnología de cámara desarrollada por Bühler es capaz de reconocer los más sutiles contrastes de color y sombreadoen materiales y alimentos. De este modo, se logra un aumento en la tasa de detección de materiales extraños y con ello el riesgo de provocar accidentes en su ingesta, como posibles ahogamientos, o de contaminar los alimentos. Desarrollada en el Reino Unido y empleada por productores de alimentos en Europa y los Estados Unidos, esta tecnología utiliza imágenes hiperespectrales que  registran grandes cantidades de datos de longitud de onda para generar contrastes de color y sombreado altamente precisos para productos específicos. Estos datos se analizan estadísticamente para crear algoritmos que informen a la cámara de clasificación exactamente sobre qué contraste de color y sombreado buscar cuando se quiere detectar contaminación u objetos extraños en un proceso de producción. Su efectividad proporciona a los fabricantes “un aumento en las tasas de detección de materiales extraños (FM por sus siglas en inglés) de un 85% a un 95%“, aseguran desde la empresa.

Bühler ha venido aplicando esta tecnología en los últimos cuatro años en diferentes equipos, caso de su cámara BioVision™, dirigida a la industria de los frutos secos; PolarVision™ pensada para los productores de vegetales congelados, y PolyVision™ diseñada para mejorar las tasas de reciclaje de plásticos.

Tal como señala Benedict Deefholts, ingeniero de Investigación Senior de Bühler UK Ltd.,”la innovación reside en nuestra capacidad para recopilar cantidades tan grandes de datos y luego usarlos para optimizar una cámara digital de banda estrecha convencional, de modo que sea capaz de detectar de manera rápida y eficiente elementos muy específicos, ya sea conchas en frutos secos, materiales extraños en una línea de producción de hortalizas o, incluso, diferentes grados de polímeros en una planta de reciclaje”.

Garante de la seguridad y calidad en los procesos

Uno de los criterios que se tienen en cuenta para otorgar un Queen’s Award es que la tecnología, además de innovadora, sea escalablecomercialmente viable y haber proporcionado una mejora sustancial de un proceso comercial. En este sentido, desde la introducción del clasificador óptico Sortex E con tecnología BioVision, “las ventas de las soluciones de clasificación de Bühler en el sector de los frutos secos se han duplicado. La tecnología ahora está siendo utilizada por los principales productores mundiales del sector para detectar frutos con manchas, así como los fragmentos de cáscara más pequeños en nueces, pecanas y pistachos”, señalan desde la empresa.

Por su parte, las capacidades de PolarVision para detectar incluso el material extraño más desafiante en las líneas de producción de verduras congeladas ha permitido un avance similar en este sector. Ejemplo de ello es la adopción de esta tecnología en sus plantas de clasificación europeas por parte de Ardo, uno de los mayores productores de frutas, verduras y hierbas frescas congeladas del mundo. Al respecto, Steven Van Engelandt, ingeniero de proyectos del Grupo Ardo, afirma que “según nuestra experiencia, PolarVision es una de las mejores tecnologías de visión digital cuando se trata de detectar FM en el proceso industrial de vegetales congelados. Es un salto adelante”. Tras probar otra opciones, señala que “PolarVision fue insuperable y se está convirtiendo en un estándar en todas nuestras plantas. Cuando probamos PolarVision, la FM anteriormente problemática, como los caracoles y el plástico oscuro, se hizo visible y se eliminó, con un aumento en los rendimientos, debido a una detección más precisa de los defectos”.

En el ámbito de los plásticos, la tecnología de visión de Bühler también se está utilizando para detectar FM y polímeros decolorados o de menor calidad para garantizar que los recicladores de plástico puedan obtener el grado más optimizado de reciclaje. Gracias a su alta tasa de detección de posible contaminación, “ahora es posible producir envases de plástico de calidad alimentaria a partir de material 100% reciclado, lo que reduce la necesidad de producción de plástico virgen y los niveles de plástico que se envían al vertedero”, afirman desde Bühler.

A todo ello hay que añadir las posibilidades futuras que muestra esta tecnología, ya que hasta el momento se ha aplicado con éxito en la detección de FM pero se está trabajando en desarrollos que permitan detectar micotoxinas e incluso patógenos

Fuente:

Publicidad