23 de abril de 2019 16:56 PM
Imprimir

Con precios congelados o libres, el cerdo es la mejor opción

En un nuevo manotazo de ahogado y aplicando recetas que siempre criticó, el gobierno lanzó un plan de medidas para combatir la inflación que no cede.

La estrategia se basa en congelar algunos precios de productos y fijando precios especiales para tres cortes vacunos que se pueden conseguir en el Mercado Central de Buenos Aires, y para toda la provincia de Córdoba el frigorífico Logros de Río Segundo solo dispone de 5000 kilos por día!! Eso sí: son solo tres cortes a $149.

En este contexto la carne de cerdo sigue siendo una de las ofertas más accesibles para los bolsillos de los argentinos y sin ninguna necesidad de medidas especiales y disponibles en toda la geografía de nuestro país.

Pero es importante un análisis especial que se dio entre los distintos eslabones de la cadena porcina. Hace tan solo un año la producción, la faena y el desposte pasaban por situaciones apremiantes con resultados económicos o muy bajos o negativos. Por ese entonces el último eslabón participaba con una rentabilidad superior al 35%.

Este año haciendo la misma comparación encontramos una rentabilidad positiva en la producción, en la faena y el desposte, si bien con valores bajos, pero todos positivos y la venta al público, el último eslabón, tiene una rentabilidad inferior al 10%, quizás la más baja de los últimos 15 años. Es la suma de todos los eslabones, con rentabilidades bajas que permite ser una oferta barata en carnes.
En un momento de congelación de precios, la carne de cerdo ya estaba fría y es opción.

Fuente:

Publicidad