30 de noviembre de 2009 07:26 AM
Imprimir

La soja dará más ingresos al Gobierno

El año próximo, las retenciones a la oleaginosa aportarían un 39% más que en el ciclo anterior

La presidenta Cristina Kirchner puede quedarse tranquila. Gracias al clima, que a diferencia del año pasado viene acompañando con buenas lluvias en varias zonas productivas, y a que los productores sembrarán más soja, habrá una cosecha récord del cultivo y el Gobierno podrá recaudar en 2010 un 39% más en concepto de retenciones al complejo sojero. El "yuyo", como alguna vez denominó la Presidenta a la soja en pleno conflicto por las retenciones móviles, le vuelve a aportar ingresos para mantener controlado el tipo de cambio y afrontar pagos por los planes sociales en marcha. Según un informe del Instituto de Estudios Económicos de la Sociedad Rural Argentina (SRA), en la campaña 2009/2010 se producirán 50,3 millones de toneladas de soja, un 59 por ciento más que el último ciclo. El complejo sojero, que incluye el grano y los subproductos de este cultivo, tendrá un valor de exportación de 18 .000 millones de dólares. Y, por retenciones, el Gobierno llevará para su caja 5840 millones de dólares. Exactamente, versus la cosecha anterior, que por la sequía tuvo una cosecha de sólo 31,7 millones de toneladas, podrá cobrar un 39% más por derechos de exportación. Ernesto Ambrosetti, economista en jefe de la SRA, hizo un cálculo sencillo pero contundente de lo que significan los más de US$ 5800 millones que la administración Kirchner percibirá por las retenciones a la oleaginosa. "Esa plata equivale a 123 millones de asignaciones universales por hijo", expresó. Para el especialista, el Gobierno es "adicto" a la soja. Lo justifica con otro número. Del total del ingreso calculado por retenciones agrícolas, que considerando todos los cultivos el próximo año ascenderá a 6665,6 millones de dólares, el complejo sojero representará el 88 por ciento de esa torta. "La soja tiene la virtud de que el Gobierno no traba la exportación porque se transformó en sojadependiente. Los ingresos de este cultivo le permiten mantener un tipo de cambio controlado y subsidiar varios planes sociales, pese a que ataca a la soja en los discursos", afirmó Ambrosetti. En este contexto, el clima, una mejora en los precios y la mayor siembra que se prevé, le dan más fuerza a la recuperación de la recaudación por retenciones. En cuanto a la situación climática, Stella Carballo, especialista del Instituto de Clima y Agua del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) Castelar, le dijo a LA NACION que "en diciembre y enero va a haber más frecuencias de lluvias". En algunas zonas hay problemas de excesos hídricos para completar la siembra, mientras en otras aún aguardan las precipitaciones, pero lo concreto es que la recuperación de las precipitaciones es en principio una noticia positiva para la oleaginosa. El clima va ayudando a la performance de una cosecha que se concentrará entre mediados de marzo y mayo. El otro dato es que va a haber más soja. Según la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, el cultivo ocupará 19 millones de hectáreas, un nivel récord. Hasta ahora se sembró el 49,6% de esa superficie. Para Ambrosetti, las políticas oficiales de intervención en los mercados granarios, como el maíz y el trigo, hacen que los productores se decidan por la soja. "Ante un escenario de incertidumbre, trata de reducir riesgos", apunta el especialista de la SRA. En rigor, el productor busca reducir riesgos con un cultivo políticamente menos sensible a las trabas a las exportaciones. Pero, además, la soja da otros motivos para sembrarla: en términos de inversión es mucho más barata que, por ejemplo, el maíz. De hecho, con lo que se necesita para implantar una hectárea de maíz puede hacer prácticamente dos hectáreas de soja. Este año, en la Argentina se estima que se van a sembrar 9 hectáreas con soja por cada una de maíz. Si el clima y una mayor superficie con soja van a permitir una mayor producción, otro dato interesante es la mejora en el precio, que también le permite recaudar más al Gobierno. A estas alturas de 2008, la tonelada de la nueva cosecha se ubicaba en torno de los 209 dólares; en cambio, ahora está en 243 dólares la tonelada. Mejor cosecha global
Al margen de la soja, el país tendrá también una mejor cosecha global que en la última campaña de fuerte sequía. En este sentido, según Gustavo López, de la consultora Agritrend, en el ciclo 2009/2010 se producirán entre todos los cultivos 80,8 millones de toneladas, una recuperación contra los 64,4 millones de toneladas del ciclo pasado. Pero, aún con más soja, el país no logrará superar el récord de 2007/2008, cuando se recolectaron 96,6 millones de toneladas. Además, con la menor siembra de trigo, maíz y girasol, entre otros cultivos, la Argentina tendrá versus esa campaña histórica 3 millones de hectáreas menos implantadas, según Agritrend. En 2007/2008 también se había dado el récord de recaudación por retenciones al complejo sojero: en concreto, en aquel momento el Gobierno habría logrado cobrar por este concepto más de 7100 millones de dólares, según la Rural. A diferencia de la Rural, que para el ciclo 2009/2010 está proyectando una recaudación por retenciones al complejo sojero de algo más de 5800 millones de dólares, la consultora espera una cifra mayor: 6686 millones de dólares, el 90 por ciento del total de los derechos de exportación agrícola.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *