26 de abril de 2019 02:01 AM
Imprimir

Rumores de que vuelven las retenciones a “porcentaje”

CompartiremailFacebookTwitter … que si algo faltaba para el campo fue el rumor que corre desde del martes como reguero de pólvora, y que habla de un retorno de las retenciones como “porcentaje” de las ventas, en lugar de una cifra fija de $3/$4 por dólar como es desde septiembre pasado, cuando volvió a reimplantarse el controvertido impuesto. Por supuesto […]
… que si algo faltaba para el campo fue el rumor que corre desde del martes como reguero de pólvora, y que habla de un retorno de las retenciones como “porcentaje” de las ventas, en lugar de una cifra fija de $3/$4 por dólar como es desde septiembre pasado, cuando volvió a reimplantarse el controvertido impuesto. Por supuesto que en el tembladeral en el que se convirtieron los mercados en las últimas horas, cualquier versión es plausible, y la gente de campo está muy sensibilizada por las idas y vueltas de varias de las medidas, aunque sin duda las retenciones son las que más escozor causan. Así, a pesar de la firme desmentida de los voceros de Balcarce 50, los productores entraron en estado de alerta y, mientras mantienen un ojo en el cielo (las nuevas lluvias en varias regiones, provocaron inundaciones y más pérdidas, como las ocurridas en Chaco, y amenazan atrasar el avance de la cosecha más al sur), con el otro observan atentamente los movimientos oficiales y, seguramente, frenarán un tanto cualquier acción hasta que se aclare o defina, esta cuestión que su único activo líquido, (y el más barato), sigue siendo su producción.

… que los $27.500 por tonelada de soja, que terminó pagando Intagro por el primer lote de la oleaginosa que había arribado a Rosario, hizo suspirar a varios preocupados por las flojedad de la laza internacional. Igual, la puja entre el vicepresidente de la Bolsa, Raúl Meroi, y la gente de AFA, le puso un poco de color, ritmo, y alguna expectativa a un remate ya tradicional con bastante asistencia de funcionarios provinciales, sobre todo del socialismo santafesino, encabezados por su gobernador, Miguel Lifschitz, que enfrenta este fin de semana unas PASO cruciales para el futuro político de una de las principales provincias productoras del país. Por supuesto que la presencia de empresarios de distintos sectores de la cadena permitieron escuchar los temas más variados, si bien la situación política sobrevoló todos los corrillos como el propio reclamo del Gobernador que planteó la necesidad de contar con “verdaderas políticas de Estado, integrales y de largo plazo”. “Hay que reconocer que el verdadero motor de la economía vuelve a ser el campo”, dijo Lifschitz . Poco antes el representante de Agroindustria, Jesús Silveyra, había reconocido que en la actual campaña estarían quedando más de 30 millones de toneladas de maíz para la exportación, y reconoció que “hay que aumentar la producción de soja”, lo que fue muy bien recibido por los representantes de la industria aceitera presente, que hace más de dos años que soportan una capacidad ociosa instalada superior al 50%.

… que allí también se escuchó hablar sobre la necesidad de eliminar el IVA a los granos, dados los fuertes volúmenes que se exportan y que obligan a devolver este gravamen (no se exportan impuestos), aunque esta administración parece ser más cara que lo que recauda, mientras que los sectores se quejan de los periódicos retrasos en la percepción de las devoluciones, y sin la “actualización” que correspondería por inflación. “Doble pérdida, económico y financiero”, se quejan los exportadores. Otro tema interesante lo aportó el dirigente avícola Héctor Motta, quién reconoció que la producción “bajó 7% el precio de los pollos a partir de la entrada en vigencia de l programa de Precios Esenciales. El empresario, miembro también de la UIA, y dirigente histórico entrerriano, salió al cruce de distintos comentarios sobre el precio de los alimentos, siempre en el ojo de la tormenta ante la opinión pública, aunque se sabe que el sector avícola enfrentó en los últimos meses la presión impositiva, el aumento de los costos, y la flojedad de la demanda local, jaqueada por la pérdida de poder de compra, en alimentos muy básicos cono el pollo, o los huevos.

… que la ratificación de los 140-145 millones de toneladas de la actual cosecha que, de no mediar nuevas contingencias climáticas podría ser aún algo superior, compitió como noticia con la proyección de los 160 millones de toneladas para dentro de 8 años (2017), que lanzó la Fundación Producir Coservando durante su ya clásica reunión anual. Con lleno total, en el Sheraton Libertador de avenida Córdoba, la charla central de Gustavo Oliverio y Gustavo López centró la principal atención de los presentes, en especial, porque constituye uno de los pocos lugares donde se pueden escuchar planteos estratégicos a futuro como los casi 10 millones de toneladas extra de maíz que demandaría el mercado tierno para entonces (hoy estaría en 17,2 millones), ante una proyección de crecimiento de la producción de carne vacuna (a 4 millones de toneladas), unas 300.000 toneladas de pollos solo para exportación, y más de 12.700 millones de litros de leche, hoy en un alicaído volumen de 9.000 millones de toneladas, prácticamente lo que se obtenía a medidos de los ´90. Para eso, sin embargo, las limitantes son varias, comenzando por la política impositiva. “Argentina es el 2º país compresión impositiva más alta”, se recalcó allí. También el tema de los mercados fue abordado al reconocer que, si bien hay 160 mercados abiertos (para productos argentinos), ¿cuantos están realmente operativos?.

Por Susana Merlo

Fuente:

Publicidad