26 de abril de 2019 00:18 AM
Imprimir

El Ministerio de Salud advierte sobre el consumo de carne porcina

En conferencia de prensa brindada este jueves en el Auditórium del Ministerio de Salud, en el Centro Administrativo Provincial (CAP), el titular de la Dirección de Epidemiologia, Eduardo Bazán, confirmó el fallecimiento de uno de los cuatro pacientes internados en el hospital Vera Barros por presunto caso de triquinosis. Además brindó recomendaciones para evitar la enfermedad.

El director de Epidemiologia, Eduardo Bazán, estuvo acompañado por, Luis Bazán, subsecretario de Red Sanitaria y Carlos Pierángeli, subsecretario de Salud de la Provincia. De acuerdo a lo indicado por Bazán, “los pacientes cumplen con los síntomas de esta enfermedad, por lo que no se puede descartar la misma”.

Por otra parte, estimó el director de Epidemiologia, la madre (del paciente fallecido) tuvo una buena evolución, a pesar de que entró “en un cuadro grave, se fue recuperando y ahora está estable. Mientras, los otros dos casos, son monitoreados en forma ambulatoria”.

Triquinosis

Eduardo Bazán mencionó que la triquinosis “es una enfermedad parasitaria, exclusivamente alimentaria. Se contagia a través de alimentos contaminados”. En consecuencia, por lo cual desde el Ministerio de Salud, se está “alertando continuamente respecto de las prácticas de consumo, de compras en lugares habilitados y recordar a la comunidad de que este problema, persiste”.

Bazán insistió que se trata de una enfermedad alimentaria y “se trasmite a partir de la ingesta de alimentos de cerdos y derivados”. Estos brotes (enfermedad) se dan en la mayoría de los casos, “por producciones caseras, que no tienen ningún control (bromatológico) y quedan a nivel familiar”.

Después de la ingesta, el problema comienza con síntomas gastrointestinales y al cabo de cuatro-cinco días, aparecen síntomas musculares (muslos, hombros, duele a veces cuando se mastica, se hincha la cara y también puede aparecer una inyección conjuntival (ojos rojos).

No obstante, advirtió que “no solo es importante el control, sino la toma de conciencia de las personas al momento de adquirir productos verificando la procedencia del mismo”.

Recomendaciones

–   No consumir carnes crudas o chacinados caseros que no hayan sido inspeccionados antes de la elaboración.

–  Verificar el rótulo o etiqueta de fabricación de subproductos derivados del cerdo: fecha de elaboración y vencimiento.

–   Es importante saber que la salazón y el ahumado de las carnes no son suficientes para destruir los parásitos presentes.

   No consumir choripanes en puestos no autorizados o no habilitados.

Fuente:

Publicidad