26 de abril de 2019 18:09 PM
Imprimir

Perú puede producir hasta 27 mil toneladas de hongos deshidratados, sin embargo solo aprovecha el 0.37%

Se busca crear un programa nacional de productos forestales no maderables como los hongos. Para la próxima campaña 2019-2020, existen pedidos de por lo menos 1.000 toneladas de hongos deshidratados.

En nuestro país existen actualmente 450 mil hectáreas de árboles pino –de las variedades radiata y patula- las cuales tienen un potencial de producir hasta 27 mil toneladas de hongos deshidratados (600 kilos de hongos frescos o 60 kilos de hongos deshidratados por hectárea).

Así lo señaló el ingeniero agrónomo Bernardino Lalopú Silva, quien fue el pionero en la producción de hongos deshidratados en nuestro país, cuyo inicio se remonta al año 2005 en la comunidad de Marayhuaca (ubicada en el distrito de Incahuasi, provincia de Ferreñafe, en Lambayeque).
Destacó que a pesar del potencial de producción que existe, en la campaña diciembre 2018-mayo 2019 solo se producirán 100 toneladas de hongos deshidratados (0.37%), el resto se pierde por falta de conocimiento y manejo. Del total aprovechado, 90 toneladas se exportan, siendo los principales destinos Francia y Brasil, lo demás (10 toneladas) se destina al mercado interno, donde cerca de 5 toneladas se dirigen a los restaurantes locales.
Agregó que para la próxima campaña 2019-2020, existen pedidos de por lo menos 1.000 toneladas de hongos deshidratados, principalmente para fines de exportación, lo que representa un desafío para el sector.
Bernardino Lalopú, quien actualmente se desempeña como coordinador del Programa Subsectorial de Irrigaciones (PSI) en Cajamarca, indicó que en un inicio los árboles de pino fueron instalados como plan de reforestación con fines maderables; sin embargo hoy en día muchas regiones de la sierra siembran dicho producto para incursionar en el negocio de los hongos, que según dijo pueden ser más rentables.
“Perú tiene un potencial grande en la producción de hongos, por eso los gobiernos regionales y locales deben apoyar a las comunidades que lo producen ya que se ha demostrado que es un  producto que genera desarrollo. Además el árbol se utilizará con fines maderables”, sostuvo.
A pesar de eso, dijo que dicho producto no se aprovecha porque los gobiernos de turno todavía no le dan importancia a los productos forestales no maderables como una actividad económica con mercado seguro.
Agregó que lo que se busca es incentivar la creación de un programa nacional de productos forestales no maderables como son los hongos (hongos forestales). “Queremos dar esta propuesta para que se sigan desarrollando las comunidades donde se están realizando planes de reforestación y siembran pino para que los pobladores puedan aprovechar los hongos”.
Valor agregado
En otro momento, Lalopú Silva indicó que en el mercado local también se comercializa el hongo en panetones y harinas. Además se busca lanzar al mercado jabones elaborados con este producto.
“Los hongos emanan un gel natural que sirve para hidratar la piel. El objetivo es lanzar un jabón a base de este gel y pulpa de hongo, el cual será un producto totalmente natural ya que no se utilizarán químicos”, comentó.
Dato
. Cajamarca tiene cerca de 50 mil hectáreas de pinos pero no se aprovechan, por ello la Cooperativa Jalca Verde con apoyo de Fondoempleo, Minera Yanacocha, ADEFOR y Socodevi viene trabajando con dicho producto en beneficio de 1.000 familias.
Fuente: Agraria.pe
Fuente:

Publicidad