30 de abril de 2019 20:56 PM
Imprimir

Carrefour dispara su blockchain y alcanza el pescado fresco

Por primera vez, la tecnología de trazabilidad alimentaria llega al pescado fresco. Carrefour lanza a nivel mundial el primer sistema blockchain para su merluza de pincho Calidad y Origen. Se trata de la primera vez que esta tecnología se utiliza sobre un producto de pesca extractiva.

El consumidor quiere saber lo que come y quiere que la empresa que se lo proporcione sea transparente. Todo un reto para la distribución que Carrefour se ha tomado muy en serio y en el que acelera a pasos de gigante, empleando la tecnología blockchain de trazabilidad alimentaria en productos inéditos, en este caso su merluza de pincho Calidad y Origen.

El blockchain es una tecnología de almacenamiento y distribución de información que permite seguir el rastro de un artículo en todas las etapas de producción, transformación y distribución, alcanzando los máximos niveles en seguridad alimentaria ya que el consumidor tiene en su mano un conocimiento total sobre el producto. En el caso de la merluza de pincho, desde que se pesca hasta que aterriza en el carro de la compra.

De este modo, el cliente de Carrefour puede acceder a una base de datos segura y distribuida en bloques que contienen el historial de todos los actores de la cadena y sus intercambios durante la creación y distribución del producto. Capturando con su teléfono móvil el código Bidi asociado al producto -otra novedad es que cada pieza tiene el suyo propio-, el cliente accede a una web en la que puede conocer todo el ‘historial’ de la merluza en cuestión, desde el barco por el que fue pescada y la zona en la que se hizo, hasta su llegada al súper pasando por su desembarco en la lonja. Un proceso que, por cierto, está completado en apenas 24 horas.

Jorge Ybarra Loring, director comercial de alimentación de Carrefour, destaca que se trata de la primera vez que se emplea esta tecnología para garantizar la trazabilidad del pescado fresco. “La utilización de esta tecnología nos permite la garantía total de nuestros productos con total transparencia y con ello, seguir avanzando en nuestra ambición de liderar la transición alimentaria para todos”, ha sentenciado.

La intención de Carrefour, después del pollo y la merluza, es ampliar el blockchain a todos los productos de Calidad y Origen, la marca propia de la cadena.

Carrefour cuenta en esta ocasión con la colaboración del grupo Puerto Celeiro y de Novamar, la empresa proveedora de la merluza de pincho del distribuidor francés. Sin embargo, los trabajos de la cadena de supermercados en torno al blockchain van mucho más allá de la merluza. Hace unos días os contábamos las intenciones de Carrefour en cuanto a la aplicación de esta tecnología y hoy los propios responsables de la cadena han confirmado que su intención, después del pollo y el pescado, es ampliar el blockchain a todos los productos de Calidad y Origen, la marca propia de la cadena.

De momento, parece que la iniciativa, con la que pretenden garantizar la trazabilidad y la transparencia de sus productos, está teniendo éxito. Jorge Ybarra destaca la “experiencia positiva” que ha supuesto el blockchain en el pollo campero de Carrefour, cuyas ventas ya suponen el 10% de las totales de pollo en sus supermercados.

Ahora, adelantan, se trata de seguir avanzando e implantar esta tecnología en otros productos frescos. Una vez ‘trazado’ el pollo y la merluza, parece que el siguiente paso va a ser la extensión del blockchain a la fruta. Según ha podido saber FoodRetail, las naranjasde Carrefour tiene muchas papeletas en ser el siguiente producto ‘transparente’ para el consumidor.

Fuente:

Publicidad